Artículo

Costo de venta: qué es y ejemplos de cómo calcularlo

Por Douglas da Silva, Web Content & SEO Associate, LATAM

Publicado 16 Noviembre 2020
Última actualización en 16 Noviembre 2020

El 80% de los costos es representado por el 20% de los materiales. ¿Reconoces esta fórmula? Seguro que sí, pues se trata del famoso principio de Pareto. Entonces, ¿cómo sabes si el costo de ventas presupuestado en tu empresa es el correcto? En este post te ayudamos a descubrirlo. 

Antes de ver en profundidad qué es el costo de ventas, vamos a aclarar tres conceptos que generan algunas dudas:

  • Gasto: Son todos los egresos y desembolsos de la empresa necesarios para producir un bien o servicio. Se considera como una salida de dinero. 
  • Costo: es el valor necesario (¿cuánto costará?) para que la empresa produzca su producto o servicio. Se considera como una inversión. 
  • Precio: es el valor que la empresa cobrará por el producto o servicio. Se refiere a cuánto el cliente pagará. 

Conocer la diferencia entre estos conceptos es clave para entender qué es costo de ventas vs. precio de venta y elaborar los cálculos correctamente, en especial para las empresas que están comenzando en el mercado. 

¿Qué es el costo de venta?

El costo de ventas es el valor que la empresa debe invertir para que el cliente final reciba el producto o servicio. 

Si se trata de una empresa fabricante el costo de venta presupuestado incluirá el valor de los materiales directos utilizados en la producción de los productos. En caso de los minoristas o de ventas directas, el cálculo solo incluye el valor invertido en la mercancía en relación con las ventas realizadas.

Algunos de los beneficios que las empresas perciben al planificar sus costos son:

  • Evitar reducción de capital de trabajo: los recursos con los que tu empresa trabaja son la base de su funcionamiento. Controlar los costos de ventas, pagos de los proveedores y clientes, beneficia la salud financiera evitando recortes.

  • Control de compras e inventario: regular la existencia de mercancías es fundamental en cualquier proceso de compra venta. Monitorear los costos de venta facilita el control y actualización de almacén y procesos relacionados, evitando compras innecesarias.

  • Ayuda a establecer la cuota de ventas: al conocer claramente cuáles son los costos de venta de una empresa, también se pueden fijar las metas financieras y posición en relación al mercado. 

  • Contribuye a definir precios: los costos de la empresa son un factor determinante a la hora de montar la estrategia de precificación. Determinar cuánto cuesta producir o comprar un producto es clave  para saber a qué precio se venderá al consumidor. 

Un costo de ventas presupuestado de forma adecuada le ahorra dos dolores de cabeza a la empresa en relación a los precios. 

  1. Fijar precios muy altos que pongan a la empresa en desventaja competitiva y que no correspondan con las dinámicas del mercado. 
  2. Fijar precios muy bajos, lo que puede generar perjuicios financieros y reducción del margen de beneficios

El costo de venta también es una variable fundamental para medir el punto de equilibrio de una empresa, pues permite diseñar estrategias de ahorro, proyecciones y fijar políticas de descuento o promocionales. 

Cómo calcular el costo de venta

Ahora que sabes qué es el costo de venta vamos a ver cómo calcularlo, para esto existen varias formas. La más común que se utiliza en el mercado minorista es:

Costo de venta = costo de la mercancía en el inventario inicial + compras realizadas durante el período – costo de la mercancía en el inventario final. 

Ya para los fabricantes y empresas industriales el costo de venta presupuestado incluye otras variables y su cálculo es un poco más complejo, ya que se deben incluir elementos como: 

  • Mano de obra: costos laborales de los empleados que trabajan directamente en la producción. 
  • Materiales: valor de los insumos necesarios para la fabricación del producto.
  • Proveedores: empresas y mediadores que suministran bienes, materiales o servicios en el proceso de producción (sin incluir costos de distribución).

La fórmula de costo de venta para una empresa industrial suele calcularse así:

Costo de venta = inventario inicial (productos terminados) + costo de producción – inventario final (productos terminados).

Ejemplos de costos de venta

Para ayudarte a entender mejor qué es el costo de ventas y cómo elaborar un presupuesto adecuado te mostramos dos ejemplos basados en las fórmulas vistas anteriormente:

Si una empresa tiene 20 pesos en mercancía, durante el mes compra 35 pesos en productos de inventario y hasta final de mes ha gastado 12 pesos, el costo de venta se calculará así:

Inventario inicial (20 pesos) + compras del mes (35 pesos) – inventario final (12 pesos) = 43 pesos. Este es el costo de venta para este caso.

Veamos otro ejemplo:

Una empresa que tiene 1000 pares de zapatos para vender a 75 pesos cada uno tiene un inventario inicial de 75 mil pesos. 

Durante el mes se hicieron compras de 1500 pares a 80 pesos, pero con un valor de transporte de 800 pesos. El costo en este punto es de 120 mil 800 pesos, es decir que cada par de zapatos tiene un costo real de 80,5 pesos (120.800/1500 = 80,5). Como las compras hechas fueron de 1500, el costo se calcula de la siguiente forma: 120.750 (1.500 x 80,5)

Durante el mes se vendieron 2000 pares, quiere decir que el inventario final es de 500 zapatos a 80,5 pesos cada uno. La fórmula de costo de venta se aplicaría así:

Inventario inicial (75.000) + compras del mes (120.750) – inventario final (500 x 80,5) = 155.500 pesos. Este es el costo de venta para este caso.

¿Qué es el precio de venta? ¿Es diferente de costo de venta?

Sí, es diferente. Recuerda que el costo de venta es lo que le cuesta a la empresa poner en circulación un producto. Por su parte, la definición de precio de venta es el valor monetario que un cliente (empresa o persona) pagará por adquirir ese producto.

Para definir el precio de venta se deben tener en cuenta varios costos, entre los más importantes están:

  • Costos fijos: es aquel porcentaje de costos que no varían de acuerdo con el número de unidades producidas. Por ejemplo, el alquiler de infraestructura, espacios, equipos, etc.

  • Costos variables: es el porcentaje de costos que varía de acuerdo con el número de unidades producidas. Por ejemplo, cuando por determinado pedido se debe aumentar el volumen de ventas o reducirlas debido a una coyuntura particular. 

  • Costos de producción: los costos relacionados con la operación de la empresa. 

Lo ideal es establecer una relación saludable entre costo y precio, lo cual es un desafío para casi todas las empresas y a menudo se ve afectado por factores externos.. 

Una crisis económica, la debacle en el consumo de determinado producto y factores ambientales y políticos impactan los cálculos y obligan a una revisión permanente de los costos de venta presupuestados. 

Vea algunos consejos para rediseñar su estrategia de ventas en tiempos de crisis

¿Cómo controlar los costos?

Trabajar con tantas variables internas y externas puede llegar a ser un desafío. Pero ¡no te preocupes!, una correcta planeación y control de costos y gastos pueden reducir los riesgos a los que tu empresa se enfrenta. 

Te dejamos 6 tips para controlar y reducir los costos de venta

  • Revisa constantemente las estimativas de costos presupuestados. Requieren ajustes. 
  • Si hay cambios en el presupuesto o las metas no se están alcanzando, toma medidas correctivas lo más pronto posible.
  • Monitorea de cerca los procesos de producción y venta e identifica los cuellos de botella.
  • Renegocia contratos y valores con los proveedores. Busca nuevos de ser necesario.
  • Haz acuerdos de pago en la medida que te sea posible.
  • Automatiza la gestión de procesos relacionados con costos y gastos.

¿Sabías que Zendesk Support Suite puede ayudarte con algunas de estas tareas? Así es, conoce nuestro software de gestión que optimiza los procesos relacionados con ventas, facilita la vida de tu equipo y puede ayudarte a reducir costos innecesarios.