Artículo

Cómo calcular el precio de un producto en 4 pasos

Por Douglas da Silva, Web Content & SEO Associate, LATAM

Publicado 14 Abril 2021
Última actualización en 14 Abril 2021

Aprender cómo calcular el precio de un producto es fundamental para la salud financiera de tu negocio.

Si estableces un valor muy bajo, es posible que te resulte difícil cubrir los costos y obtener ganancias. Si estableces un valor muy alto, puede asustar a los clientes y enfrentar la inestabilidad del mercado.

Afortunadamente, existen algunos métodos sencillos para determinar el precio de venta. En este artículo, encontrarás las principales teorías detrás de las cifras y un paso a paso para poner en práctica la fórmula de venta.

Métodos para determinar precio de venta

¿Cómo calcular el precio de un producto? Esto depende de la teoría que adoptes. Según los estudios de marketing y teoría del consumidor, destacamos tres tipos de estrategias que puedes utilizar.

1. Utilidad Bruta

Común entre minoristas y mayoristas, este método calcula el precio de un producto multiplicando el costo de compra por el porcentaje de ganancia que deseas obtener. Luego, el resultado obtenido se suma al costo de compra.

Ejemplo de fórmula de venta: utilidad bruta

Imagina que eres dueño de una tienda de ropa y compras camisetas a una empresa mayorista por 5 dólares la unidad. Decides que el porcentaje de ganancia de un producto en tu tienda es el 40%. Según la utilidad bruta, debes: 

  • Multiplicar el costo de compra (5 dólares) por el porcentaje de ganancia que definiste (40%). Esto da 2 dólares.
  • Luego, sumar el costo (5 dólares) a la ganancia (2 dólares) y obtener el precio de venta. Este es el total que el cliente pagará: 7 dólares.

2. Valor percibido

Al reflexionar sobre cómo calcular el precio de un producto, algunas marcas optan por adoptar la estrategia de valor percibido. Es la práctica de fijar el precio en base no solo al producto y sus costos, sino a la experiencia que permite tener.

Es muy común con empresas de lujo como Tiffany, Chanel, Balmain y otras. En este caso, no existe una regla específica sobre cómo realizar el cálculo. Lo importante es ofrecer una experiencia inolvidable.

3. Orientación social

Algunos productos, aunque se comercializan legalmente, no tienen recomendado su consumo. Este es el caso de los cigarrillos y las bebidas alcohólicas, por ejemplo.

En estos casos, aprender cómo calcular el precio de un producto puede resultar un poco más complicado, ya que debes tener en cuenta las tarifas gubernamentales específicas.

Suelen ser altos y encarecen el precio final, ya que su objetivo es desalentar actitudes y comportamientos sociales específicos.

¿Cómo calcular el precio de un producto?

Sigue este paso a paso para determinar el precio de venta de tus productos y servicios con facilidad.

Paso 1: Descubre el costo variable por producto

Para aprender cómo calcular el precio de un producto, empieza por identificar los costos involucrados desde su obtención hasta su comercialización.

Si compras tus productos a otras empresas, probablemente ya sabes cuánto te cuesta cada unidad. Si creas tus productos por tu cuenta, debes examinar el costo de materias primas, paquetes y el tiempo de trabajo invertido para hacerlos.

Si tienes dudas para calcular cuánto vale tu tiempo, intenta establecer una tarifa por hora. Luego, divide esa cifra por la cantidad de artículos producidos en ese período para obtener el costo de tu tiempo por unidad producida.

Ejemplo de costos variables de un producto

Costo unitario del producto (producido por ti o comprado de un tercero) 4 dólares
Tiempo de producción 2 dólares
Embalaje 0,50 centavos
Materiales promocionales 0,25 centavos
Envío 7 dólares
Comisiones 3 dólares
Costo total por producto 16,75 dólares

Paso 2: Establece el margen de beneficio

Como el nombre sugiere, el margen de beneficio es el porcentaje de ganancia de un producto. Digamos que deseas obtener un 20% de ganancia sobre el valor de los costos variables que calculamos en el ítem anterior.

Toma tus costos variables totales y divídelos por 100% menos tu margen de ganancia deseado, expresado como un decimal. Para un margen de beneficio del 20%, dividirás tus costos variables por 0,8.

En nuestro ejemplo, la cuenta se vería así: 16,75 ÷ 0,8 = 20,9375 dólares. Puedes redondear este valor hasta 21 dólares.

Paso 3: Identifica los costos fijos

Ten en cuenta que hasta el momento el precio del producto que calculamos solo cubre los costos variables y las ganancias que deseas obtener. Aún no hemos puesto los costos fijos en la punta del lápiz.

Los costos fijos son los gastos que tienes que pagar sin importar lo que pase, y permanecen iguales si vendes 10 o 1 millón de productos.

Alquiler, agua, luz, internet son solo algunos ejemplos de valores que debes incluir en tu fórmula de venta cuando aprendes cómo calcular el precio de un producto. Aquí tienes una fórmula:

Precio mínimo del producto = Costos fijos ÷ (precio promedio del producto - costos variables)

Paso 4: Compara los precios adoptados por la competencia

Una vez que hayas aprendido cómo calcular el precio de un producto y encontrado un valor que tenga sentido para la realidad de tu negocio, es hora de mirar el mercado.

Compara el valor de tus artículos con el de la competencia y asegúrate de estar dentro del promedio. Si tu precio es inferior, los consumidores pueden sospechar de la calidad del producto. Si el precio es alto, es posible que se desanimen de comprar.

Pon tu fórmula de venta en práctica con Zendesk

Según el Informe de Tendencias 2021 de Zendesk, el 65% de los consumidores quiere comprar a las empresas que facilitan las transacciones online y permiten que sean rápidas.

Y más:  7 de cada 10 personas están dispuestas a gastar más en empresas que les ofrezcan una buena experiencia del cliente.

Si quieres impulsar las ganancias y la satisfacción con tu empresa a la vez, la solución de servicio al cliente de Zendesk te puede ayudar. Con esa herramienta puedes:

  • Brindar soporte en los canales favoritos de tus clientes;
  • Ofrecer una experiencia personalizada en todos los puntos de contacto;
  • Administrar y responder consultas desde una única interfaz;
  • Obtener informes y análisis sobre el comportamiento de tu audiencia para tomar mejores decisiones comerciales.

¿Listo para aportar valor a tus productos con una experiencia inolvidable? Empieza tu prueba gratuita hoy mismo.

Solución de servicio de atención al cliente

Zendesk ofrece una solución integral de servicio de atención al cliente fácil de usar y con capacidad para crecer al ritmo de tu negocio.