Artículo

Tipos de presupuesto: ¿para qué sirven y cómo usarlos en tu empresa?

Por Douglas da Silva, Web Content & SEO Associate, LATAM

Publicado 19 enero 2021
Última actualización en 19 enero 2021

Dentro del mundo de las finanzas empresariales existen diferentes tipos de presupuesto con características únicas y diferentes. Cada uno de ellos te permite definir planes y estrategias para encarar el mercado con una visión amplia de los costos de producción y de la adquisición de recursos.

En este artículo te mostramos  los 8 tipos de presupuesto que existen y sus principales características: 

  1. Presupuesto maestro;
  2. Presupuesto operacional;
  3. Presupuesto de ventas;
  4. Presupuesto de producción;
  5. Presupuesto de compras;
  6. Presupuesto de flujo de caja;
  7. Presupuesto de tesorería;
  8. Presupuesto de marketing.

Continúa leyendo y descubre las particularidades de cada uno de los tipos de presupuesto, el rol que tienen los departamentos internos de la empresa al momento de realizarlos y la relación que existe entre ellos.

1. Presupuesto maestro

El presupuesto maestro, como su nombre lo indica, es el más importante para las organizaciones y sirve para crear una imagen financiera integral, obtener datos globales y anexar los valores netos totales en un solo documento.

Dentro de los tipos de presupuesto, el maestro es el gran referente pues abarca todos los sectores y unifica las proyecciones financieras globales de las empresas. Esto quiere decir que incluye la totalidad de los gastos económicos de ventas, el flujo de caja, todos los ingresos y demás cuestiones que tengan que ver con las finanzas de la organización.

Su objetivo principal es mantener el equilibrio entre los distintos departamentos de las organizaciones, además de controlar su funcionamiento y garantizar que todos los procesos se lleven a cabo para cumplir las metas establecidas.

El diario britanico The Telegraph mencionó en uno de sus artículos que la startup británica media gasta 22.756 euros en su primer año en costes administrativos y de configuración. Esto no incluye la nómina, el desarrollo de productos ni los costos de marketing. En este caso, todos estos gastos deben ser incluidos en el presupuesto maestro.

El presupuesto maestro se encarga de hacer un balance general de la empresa y combina los siguientes modelos de presupuestos:

  • Presupuesto operacional;
  • Presupuesto de ventas;
  • Presupuesto de producción;
  • Presupuesto de flujo de caja;
  • Presupuesto de tesorería;
  • Presupuesto de marketing.

A continuación podrás conocer en profundidad cada uno de estos presupuestos y cuál es la  relación entre ellos.

2. Presupuesto operacional

Este tipo de presupuesto contempla todas las actividades relacionadas con la operación de la empresa: producción, ventas y administración. Generalmente se utiliza por compañías de gran porte, pues debido a su complejidad operacional, necesitan datos concretos y actualizados en períodos determinados durante el transcurso del año.

En el presupuesto operacional deben estar expresados los precios de los productos, la mano de obra, el coste de los materiales, los gastos de fabricación, el total de las ventas, los gastos administrativos, el presupuesto de producción, entre otros. 

Dentro de este tipo de presupuesto cabe resaltar que los costos de nómina - específicamente la mano de obra humana - suelen ser los gastos más grandes para una empresa. Las personas pueden representar fácilmente el 70% de los gastos de una empresa.

La información y los datos incluidos dentro del presupuesto operacional deben estar organizados y divididos por departamentos. Esto garantizará que cada sector de la empresa pueda actualizar su presupuesto de manera periódica y le permitirá a la organización tomar las medidas necesarias para cumplir con sus objetivos.

3. Presupuesto de ventas

Este modelo también es conocido como presupuesto de ingresos y define las proyecciones económicas que tiene una empresa dentro del mercado para aumentar su patrimonio.

El presupuesto de ventas debe ser realista y debe ajustarse a las demandas actuales del mercado. De él depende el enfoque que tendrá la empresa para alcanzar las metas a futuro, así como la elaboración de los otros tipos de presupuestos.

Para realizar un presupuesto de ingresos se debe seguir un plan estratégico de ventas que permita estudiar el mercado y trazar las estrategias que serán implementadas para mejorar los procesos. Eso sí, cada empresa debe hacer un análisis exhaustivo de los datos recopilados para garantizar que la ejecución del presupuesto sea acorde con su realidad financiera.

Google, por ejemplo, incluye dentro de su presupuesto invertir cerca del 11.9% de sus ganancias en ventas. Sin embargo, muchas otras empresas, en especial las startups, no se pueden dar ese lujo y por eso deben realizar presupuestos de ventas que cumplan con sus expectativas sin alejarse de la realidad.

4. Presupuesto de producción

El presupuesto de producción es una de las bases para trazar los objetivos y las metas de tu empresa. En este modelo se estima cuánto debe producirse en relación a lo que se ha definido en el presupuesto de ventas, para que la organización tenga completa noción de los que se fabrica .

Generalmente, los datos históricos de ingresos se toman como referencia para realizar un plan de producción que permita conocer la cantidad de insumos y recursos que serán utilizados para generar ganancias para la empresa.

El producto mínimo viable es uno de los recursos clave que las empresas pueden poner en marcha para probar el éxito de una idea en el mercado. En caso de que la respuesta del público objetivo sea positiva se podrá sumar al presupuesto operacional para calcular el coste destinado a las ventas.

Manejan este tipo de presupuesto los miembros de la empresa que tengan acceso a datos sensibles como costes de mano de obra y materias primas.

Este modelo sirve como base para realizar el presupuesto operacional.

5. Presupuesto de compras

El presupuesto de compras se realiza a continuación del presupuesto de producción.En él se incluyen las estimaciones de compras de insumos y servicios para poner en marcha la producción.

Este tipo de presupuesto está estrechamente relacionado con el área de ventas, pues es desde allí que surgirán las estimativas de la demanda que habrá en el mercado. Esto permitirá realizar las compras de materia prima, herramientas, servicios y otros insumos para suplir las necesidades del área de producción.

El departamento de compras será el encargado de implementar un inventario que garantice la cantidad exacta de insumos que se necesitan para producir en tiempo y forma todos los pedidos. 

El presupuesto de compras debe estar siempre actualizado para garantizar el abastecimiento de los productos y para que no se retrase la programación de los pedidos.

6. Presupuesto de flujo de caja

El presupuesto de flujo de caja le informará a tu empresa con cuánto dinero podrá contar en un determinado periodo.

Este tipo de presupuesto proyectará cómo, cuánto y cuándo entrará el dinero con el que la empresa llevará a cabo las estrategias que han sido trazadas.

Dicho de una manera más sencilla, el presupuesto de flujo de caja será el responsable de informarte si tu empresa tiene recursos suficientes para continuar funcionando. Parece trágico, pero la realidad es que un negocio solo va a crecer cuando el punto de equilibrio multiproducto es igual a cero y garantiza que los gastos fijos y variables están cubiertos.

Para hacer un presupuesto de flujo de caja se deben tener en cuenta los siguientes indicadores:

  • Flujo de entradas: son todos los ingresos que la empresa tiene previstos;
  • Flujo de salidas: se refiere a todos los gastos previstos por la organización;
  • Flujo de efectivo neto: se trata de la diferencia - ya sea positiva o negativa - que existe entre el flujo de entradas y el flujo de salidas. Este indicador te dará una noción real del estado de tu negocio;
  • Efectivo final: este indicador se refiere a la suma del efectivo inicial más el flujo de efectivo neto del periodo que comprende el presupuesto; 
  • Saldo de efectivo excedente: refleja la cantidad de efectivo con el que cuenta la empresa para llevar a cabo las estrategias que han sido trazadas.

Una vez realizado el presupuesto de flujo de caja podrás conocer las cifras finales para saber cómo gestionar los recursos económicos con los que cuenta la empresa.

Si el resultado es positivo podrás seguir adelante con las estrategias que han sido trazadas, pero si notas que estás en déficit de efectivo deberás replantear los objetivos y utilizar el dinero de manera productiva para que tu empresa continúe funcionando.

7. Presupuesto de tesorería

Cuando hablamos de presupuesto de tesorería nos referimos a uno de los más importantes para el crecimiento económico de las empresas; pues es aquel que permite controlar y prever el dinero disponible de la empresa. 

Este modelo tiene como objetivos principales:

  • Identificar los flujos de entrada y salida del efectivo;
  • Analizar y reconocer posibles desequilibrios financieros;
  • Reparar el terreno para posibles dificultades definiendo acciones que permitan corregir los déficits.

El presupuesto de tesorería se compone de algunos elementos que permiten realizar la previsión financiera durante un ejercicio económico:

  • Saldo inicial: cantidad de dinero líquido con el que una organización cuenta al inicio del ejercicio o un determinado periodo;
  • Actividades de explotación: se refiere al flujo de ingresos y gastos que tiene la empresa para llevar a cabo su actividad productiva principal. Aquí se incluyen algunos valores importantes como los pagos por compras, salarios, gastos en publicidad y marketing, cobros por ventas, pago del alquiler y servicios, entre otros; 
  • Operaciones del capital: cuando hablamos de este tipo de elemento dentro del presupuesto de tesorería nos referimos  a los cobros y pagos derivados de las inversiones y la financiación que recibe la empresa. Esto incluye las ampliaciones de capital, el pago de préstamos o cualquier tipo de inversiones, por ejemplo;
  • Operaciones del circulante: incluye el pago de las cuotas de los préstamos, el pago de los intereses de las deudas y el pago de impuestos, entre otros.

El presupuesto de tesorería sirve como una guía para saber en qué períodos habrá menos dinero y liquidez, lo que permitirá que se adopten medidas para hacer frente a los pagos, como por ejemplo, solicitar un préstamo.

8. Presupuesto de marketing

Todas las empresas necesitan promocionarse en el mercado para conquistar nuevos clientes y ampliar sus horizontes. Con el presupuesto de marketing las organizaciones destinan una cierta cantidad de dinero para crear estrategias de comunicación y de exposición de la marca.

Dentro del presupuesto de marketing debe estar contemplado el dinero destinado para la organización de eventos, publicidad en sitios web, publicidad en medios tradicionales, redes sociales, agencias, entre otros. 

Realizar este tipo de presupuesto es importante para obtener datos exactos del dinero invertido en el sector de comunicación y marketing para trazar estrategias que se adapten a la realidad económica de la empresa. 

Por ejemplo, en los últimos años, empresas como MindBody, Bottomline Technologies, Tableau y Oracle invirtieron más del 20% de sus ingresos en marketing y algunas incluso gastaron cerca del 50%. Ciertamente, este es un lujo que no se pueden dar muchas empresas y por eso es clave realizar un presupuesto de marketing acorde con tu realidad financiera.

Gartner, por su parte, reveló que los presupuestos de marketing equivalen al 11,2% de los ingresos de la empresa en promedio, y han sido en su mayoría estables en los últimos años. Así mismo, encontró que casi un tercio de los presupuestos de marketing (29%) se gasta en herramientas y tecnología.

Antes de realizar el presupuesto de marketing puede ser interesante aplicar algunos de los tipos de benchmarking para analizar lo que hacen  otras marcas dentro del mercado. Esto permitirá que adaptar las mejores prácticas a las peculiaridades de tu empresa para potenciarlas y alcanzar el máximo nivel de competitividad.

Ahora que conoces los diferentes tipos de presupuesto puedes analizar cuál es el mejor para tu empresa y ponerlos en marcha para cumplir los objetivos que te hayas propuesto.

Tener un modelo de presupuesto es fundamental para cualquier empresa y te ayuda a organizar la forma en que presentas propuestas a tus clientes. 

Zendesk creó un modelo de presupuesto que organiza toda la información necesaria para presentar propuestas de presupuesto a tus clientes y que está listo para usar. La planilla incluye una versión para imprimir, una versión para archivar y una pestaña exclusiva para detallar las formas de pago que acepta tu empresa. Descarga gratis aquí

Al ser una versión en Excel podrás personalizarla para que se adapte a las necesidades de tu empresa y facilite el acceso al contenido. 

Encuentra otros contenidos como este en la Biblioteca de Zendesk

Zendesk es software de soporte, ventas e interacción con el cliente. Sus soluciones son aptas para todo el mundo, se implementan rápidamente y son fáciles de usar y adaptar a tus necesidades.Si quieres descubrir cómo mejorar la relación con tus clientes, ¡no te demores! Solicita hoy una demostración.