Artículo

Cómo elaborar una estrategia de branding paso a paso (GUÍA)

Por Douglas da Silva, Web Content & SEO Associate, LATAM

Publicado 29 julio 2022
Última actualización en 29 julio 2022

¿Sabías que, en promedio, se necesitan de 5 a 7 impresiones para que las personas recuerden tu marca? Esto sugiere que tu logotipo, paleta de colores y tipografía pueden ser impactantes, pero que necesitarás un plan de branding para hacerlos presentes en la vida de tus clientes potenciales.

Para ayudarte a diseñar una estrategia de branding exitosa, hemos preparado esta guía práctica. Aquí encontrarás:

  • ¿Qué es el branding?
  • ¿Qué es una estrategia de branding?
  • ¿Qué son las tácticas de branding?
  • ¿Cuáles son los tipos de branding?
  • ¿Cómo elaborar una estrategia de branding?

¡Adelante!

¿Qué es el branding?

Branding es un término en inglés que se refiere al proceso de crear una personalidad para una marca a través de un diseño distintivo y su promoción al público objetivo.

Branding implica el logotipo, la paleta de colores, la tipografía, los sonidos específicos, los slogans, el tono de voz y otros elementos sensoriales que hacen que una empresa, producto o servicio sea reconocible en la mente del consumidor.

Ejemplo de branding: McDonalds

Para ilustrar lo que significa el branding, solo piensa en una empresa muy popular como McDonalds. Sin mucho esfuerzo, puedes recordar que los colores rojo y amarillo están asociados a esta marca.

Además, los arcos en forma de M y la tipografía pueden aparecer en tu mente. Tal vez no sepas el nombre exacto de la fuente (¡y está bien!), pero seguramente podrías reconocerla y distinguirla si se te preguntara.

¡Este es el poder de una estrategia de branding!

¿Qué es una estrategia de branding?

Una estrategia de branding es un plan interdepartamental diseñado por una empresa para diferenciarse en el mercado. Es una combinación de elementos concretos y abstractos que le da a las marcas una personalidad propia.

El objetivo de una estrategia de branding es hacer que una organización, producto o servicio sea fácilmente reconocible, tanto en la mente de los clientes como de la competencia.

Cuando se hace bien, una estrategia de branding puede hacer que la gente diga quién es la empresa y qué vende con un mínimo de estímulo — por ejemplo, al mostrar un sonido, un símbolo o un conjunto de colores.

Ejemplo de estrategia de branding: Nike

Nike es una de las empresas de artículos deportivos más exitosas del mundo. Con su diseño minimalista, la marca se ha vuelto reconocida en diferentes culturas — un ejemplo de estrategia de branding a gran escala.

Mira esta foto de arriba. Cuando ves este símbolo, un ala estilizada, automáticamente sabes que es un producto de Nike sin que nadie tenga que decírselo.

Si piensas en el slogan, Just do it, desarrollas un sentimiento que impulsa tus decisiones de compra — a esto llamamos valor de marca. Cuanto más fuerte te sientas por un elemento de una marca, más fuerte es su valor.

Quizás te interese leer: Lealtad de marca: 4 niveles para cultivar en tu empresa.

¿Qué son las tácticas de branding?

Las tácticas de branding son acciones o estrategias cuidadosamente planificadas para lograr un fin específico. Para las empresas, este objetivo puede ser generar más conciencia de marca, atraer un nuevo segmento de clientes, estimular las ventas estacionales, entre otros.

En un plan de branding, las tácticas son el hilo conductor detrás de todas las acciones hacia un objetivo preestablecido. Si eres dueño de una panadería y tu objetivo es aumentar las ventas de postres en Navidad, es posible que debas agregar colores verde y rojo a los dulces que crees para hacerlos más atractivos para la ocasión, por ejemplo.

Si quieres mejorar tu estrategia de branding para impulsar las ventas y la lealtad, lee: ¿Qué es el valor para el cliente y cómo se puede crear?

¿Cuáles son los tipos de branding?

Los tipos de branding varían según los criterios establecidos para la clasificación. En esta guía nos centraremos en los pilares que toda empresa debe tener para ser reconocible, generar sentimientos positivos en los clientes y tener éxito en el mercado. ¡Echa un vistazo!

1. Posicionamiento de marca

El posicionamiento de marca es la forma en que una empresa, producto o servicio aparece en la mente de los clientes y en relación con la competencia. También conocido como brand positioning, forma la base para todas las demás decisiones en el plano de branding.

Entre los tipos de branding, el posicionamiento de marca se puede realizar:

  • sobre los atributos: descripción objetiva y/o técnica de lo que un producto o servicio puede hacer por el consumidor — por ejemplo: “256 GB de memoria”.
  • sobre los beneficios: descripción subjetiva y/o basada en beneficios que el consumidor puede disfrutar — por ejemplo: “guardar miles de fotos y videos de tus momentos especiales”.
  • sobre creencias y valores: elementos intangibles que crean una conexión emocional con la marca y animan a los clientes (actuales y potenciales) a ser leales — por ejemplo: “think different”, de Apple.

Lee también: Cómo hacer una misión y visión empresarial en 6 pasos.

2. Elección del nombre de la marca

La elección del nombre de la marca se refiere al proceso de elegir una palabra o conjunto de palabras que identifiquen a tu empresa. Para que sea sencillo de recordar, es importante que sea simple, breve y fácil de pronunciar o escribir.

Entre los tipos de branding, la elección del nombre de la marca es una de las etapas más desafiantes. Después de todo, no es suficiente ser creativo y cautivador: debes verificar que tu idea no haya sido registrada por otra persona y que puedas usarla de manera consistente en todos los canales.

3. Patrocinio de marca

El patrocinio de marca es una estrategia de marketing en la que una marca apoya un evento, actividad, persona u organización. También conocido como brand sponsorship, tiene como objetivo crear conciencia y aumentar los ingresos.

Entre los tipos de branding, el sponsorship es una estrategia de branding muy común en la vida cotidiana, por ejemplo:

  • eventos deportivos: camisetas de los jugadores y fondo de conferencias de prensa con logotipos de empresas;
  • eventos musicales: descuentos exclusivos en la compra de entradas con tarjeta de crédito de un banco específico.

Aprende más sobre el tema en: Tips para promocionar un producto nuevo o existente en línea

4. Desarrollo de marca

El desarrollo de marca tiene que ver con la evolución de la audiencia de una empresa, además de sus productos y servicios.

Tal vez sea el momento de crear nuevos artículos o suspenderlos. Los clientes pueden querer agrupar sus productos favoritos en líneas o personalizarlos según la situación de uso.

Tal vez sea hora de expandir las operaciones a un nuevo país o reevaluar las ventajas de quedarte donde estás. Cualquiera que sea el caso, una estrategia de branding es fundamental para mantener la coherencia de tu organización frente a los cambios.

Echa un vistazo a este artículo: Desarrollo de mercado: ¿ha llegado la hora de expandir?

¿Cómo elaborar una estrategia de branding?

De acuerdo con un estudio reciente, el 86% de los consumidores afirma que la autenticidad es un factor clave a la hora de decidir qué marcas les gustan y apoyan. Para que tu marca sea percibida como única en el mercado, es fundamental contar con un plan de branding que cubra todos los aspectos de la experiencia del cliente.

¡Aprende cómo elaborar una estrategia de branding paso a paso!

1. Define tu identidad de marca

En una estrategia de branding, la identidad de marca se refiere a la apariencia de una empresa, producto o servicio. Tu plan de branding necesita crear una presencia visual que exprese de manera consistente tu punto de vista, valores y misión dondequiera que se aplique.

2. Establece la voz de tu marca

Como sugiere el nombre, la voz de la marca es la forma en que te comunicas con tus clientes, empleados e inversores. Si bien el contenido y el nivel de formalidad pueden variar según el interlocutor, existe un aspecto auténtico que debe conservarse en todas las interacciones.

En una estrategia de branding, la voz de marca es algo que se debe observar y enseñar constantemente a los empleados hasta que se convierta en un hábito.

3. Crea una cultura organizacional

La cultura organizacional es la forma de poner en práctica la promesa de tu marca. En otras palabras, es la manera en que actúas dentro de los muros de tu empresa y cómo inspiras a los empleados a hacer lo mejor que pueden cada día.

En una estrategia de branding, la cultura laboral se refiere a las creencias, normas, comportamientos que aparecen en todos los aspectos de tu negocio.

Si abogas por la sostenibilidad, pero usas plástico para empaquetar tus productos e imprimir documentos como si no hubiera un mañana, tu discurso y tu práctica están desconectados, ¿lo ves?

Te recomendamos leer: Cultura empresarial: 4 tipos de entorno laboral exitosos.

4. Diseña tus políticas de servicio

Las políticas de servicio se refieren a cómo interactúas con los clientes. Es un conjunto de procedimientos que hacen que la comunicación interna entre los empleados sea más eficiente y la comunicación externa con los consumidores más precisa.

En una estrategia de branding, debes intentar responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué canales y mensajes usarás?
  • ¿Cuál es el tono de voz ideal?
  • ¿Cuál es el vocabulario apropiado?
  • ¿Cuál es el tiempo máximo que un cliente debe esperar para recibir una respuesta?
  • ¿Cuáles son los niveles de soporte y sus responsabilidades?

Lee más: Los 5 pilares de las políticas de atención al cliente.

5. Organiza el flujo de gestión

El flujo de gestión trata de cómo te mantendrás al día de todo lo que ocurre en tu empresa de forma estandarizada. Además, te ayuda a definir y monitorear el éxito de tu estrategia de branding de acuerdo con métricas predefinidas.

En general, este trabajo es facilitado por el software CRM, que te permite unificar todo el contexto necesario sobre tu empresa en un solo lugar. Zendesk, por ejemplo, diseñó la solución completa de atención al cliente para ayudar a las empresas a interactuar con su audiencia de una manera sencilla, rápida y práctica.

6. Pon tu estrategia de branding en práctica

Una vez que hayas completado los pasos anteriores, es hora de ponerlos a trabajar juntos a favor de tu estrategia de branding. Recuerda monitorear los resultados y realizar los cambios necesarios para asegurar la mejora continua de tus esfuerzos.

Más allá de la estrategia de branding

En esta guía aprendiste qué es una estrategia de branding, para qué sirve y por qué es importante tenerla. También descubriste los cuatro tipos de branding y su papel en el plan de branding, con ejemplos de estrategia de branding para inspirarte. Por fin, viste cómo elaborar una estrategia de branding paso a paso.

Si quieres ir más allá de la estrategia de branding y aprender más sobre el tema, te invitamos a leer: