Artículo

17 tipos de incentivos laborales para retener empleados

Por Douglas da Silva, Web Content & SEO Associate, LATAM

Publicado 21 octubre 2021
Última actualización en 21 octubre 2021

Conocer los tipos de incentivos laborales que puedes ofrecer es fundamental para el éxito de tu empresa.

Después de todo, son estos beneficios que te hacen popular entre los profesionales, mejoran tu reputación en el mercado y atraen nuevos talentos a tu oficina. Y, por supuesto, facilitan la retención de las personas que ya trabajan contigo.

Para que te hagas una idea, 6 de cada 10 profesionales aceptarían un puesto con salario y beneficios similares en otra compañía solo porque la cultura empresarial es mejor.

Si quieres ofrecer bonificaciones laborales relevantes y atractivas, has llegado al lugar correcto. En este artículo aprenderás:

  • ¿Qué son los incentivos laborales?
  • ¿Por qué crear un plan de incentivos laborales?
  • ¿Cuáles son los tipos de incentivos laborales?
    • Incentivos laborales económicos
    • Incentivos laborales no económicos
    • Incentivos laborales interpersonales
    • Incentivos laborales de desarrollo profesional
  • ¿Cómo elegir los mejores incentivos para empleados?

¿Empezamos?

¿Qué son los incentivos laborales?

Los incentivos laborales son objetos, servicios, eventos o acciones que animan a un empleado a trabajar más duro para una empresa. Pueden ser estímulos económicos, no económicos, interpersonales o de desarrollo profesional.

En otras palabras, los diferentes tipos de incentivos laborales funcionan como recompensas que una organización ofrece a sus colaboradores a cambio de utilizar su talento para lograr los objetivos comerciales.

Antes de estudiar los tipos de incentivos laborales, conviene comprender los valores que guían la conducta en una compañía. Lee: ¿Qué es cultura laboral? 4 tips para innovar en México.

¿Por qué crear un plan de incentivos laborales?

Crear un plan de incentivos laborales es una forma segura de retener profesionales talentosos y mejorar los resultados de tu empresa.

De acuerdo con un estudio reciente, las organizaciones que utilizan programas de incentivos para empleados experimentan una tasa de éxito del 79% en el logro de sus objetivos establecidos.

Además, ofrecer diversos tipos de incentivos laborales aumenta el compromiso de los colaboradores en un 34% y su disposición a permanecer en el empleo en un 41%.

¿Cuáles son los tipos de incentivos laborales?

Aunque existen cientos de tipos de incentivos laborales, es posible agruparlos en cuatro grupos: económicos, no económicos, interpersonales y de desarrollo profesional.

A continuación, encontrarás una definición sencilla y práctica de cada tipo, sus principales características y ventajas.

Incentivos laborales económicos

Los incentivos laborales económicos son aquellos en que una empresa brinda una recompensa en efectivo al empleado. La suma se puede agregar al salario fijo o estar disponible de otra manera, como tarjetas prepagas para usar en tiendas específicas.

Los criterios para lograr estos tipos de incentivos laborales varían, pero suelen estar asociados a indicadores de desempeño (KPIs) del profesional, como productividad, número de tratos cerrados, porcentaje de logro de metas, entre otros.

¡Aquí tienes 5 ejemplos de incentivos laborales económicos!

1. Comisión

La comisión es una forma de retribución variable por los servicios prestados o los productos vendidos. Por ejemplo, un vendedor puede ganar un 5% sobre el valor total de los artículos que vendió a un cliente.

Entre los tipos de incentivos laborales, la comisión es bastante popular en el departamento de ventas, porque la naturaleza del trabajo facilita este tipo de acuerdo.

2. Promoción

La promoción ocurre cuando un empleado asume un puesto más alto en la jerarquía corporativa y, como resultado, recibe un aumento salarial. Este cambio suele ir acompañado de un aumento de responsabilidades y expectativas para el profesional.

Entre los tipos de incentivos laborales, la promoción es el estímulo más común en las empresas.

3. Bonificaciones laborales

Las bonificaciones laborales es una cantidad extra de dinero que recibe un empleado de acuerdo con las ganancias de la empresa en un período determinado (trimestral, semestral o anual).

Entre los tipos de incentivos laborales, las bonificaciones pueden ser establecidos por la legislación laboral o por la política interna de la empresa, según el país en el que opera.

4. Rendimiento

En los tipos de incentivos laborales económicos condicionados por el rendimiento, un empleado puede ganar más dinero dependiendo de su desempeño en una actividad o proyecto en particular.

Por ejemplo, si un agente de soporte mantiene la tasa de resolución al 95%, puede ganar 100 dólares al final de mes.

5. Unidades de producción

Común en industrias y procesos de fabricación, este tipo de incentivo laboral recompensa a los empleados según la cantidad de unidades que logran producir en un determinado período. Por ejemplo, 50 dólares más a cada 50 sillas ensambladas en un día.

Incentivos laborales no económicos

Los incentivos laborales no económicos son recompensas no monetarias que una empresa ofrece a sus empleados. Por ejemplo, la posibilidad de comenzar el turno antes para poder recoger a tus hijos de la escuela al final del día, o la flexibilidad para trabajar en cualquier parte del mundo.

El objetivo de estos tipos de incentivos laborales es aumentar la motivación, fortalecer el compromiso con los resultados y mejorar la calidad de vida del profesional.

6. Flexibilidad

Según un estudio reciente, el 73% de los empleados dijo que tener acuerdos laborales flexibles aumentaba su satisfacción con el trabajo. Para cumplir con este deseo, puedes ofrecer estos tipos de incentivos laborales:

  • Trabajo remoto;
  • Posibilidad de iniciar el turno más tarde o más temprano;
  • Semana laboral comprimida (cuando un empleado trabaja por períodos más largos por día o por turno a cambio de un día libre).

7. Días libres pagos

¿Sabías que los trabajadores en México tienen los turnos anuales más largos del planeta? Esto fue lo que reveló una investigación de 2019

Para recompensar la dedicación de tus empleados, puedes incluir días libres remunerados como parte de tu plan de incentivos laborales.

De esa forma, cuando una persona se enferme o necesite un día para resolver problemas personales, no tendrá que preocuparse por que le descuentan su salario.

8. Seguro médico

Según un informe publicado por la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU., en 2021 los beneficios de atención médica estaban disponibles para el 71% de los trabajadores de la industria privada.

Incluir un seguro médico entre los tipos de incentivos laborales es una excelente idea, porque hace que el empleado se sienta seguro y protegido.

9. Planes de pensiones

El plan de pensión es una contribución monetaria mensual que hace un empleado para su futura jubilación. Generalmente, los colaboradores optan por aplazar la recepción de una parte de su salario que, en cambio, se aporta en su nombre, antes de impuestos, al plan. 

Algunas empresas también ofrecen la posibilidad de igualar estas contribuciones como parte de los tipos de incentivos laborales. Por ejemplo, si aportas $50 al mes a tu plan, tu empleador podría darle otros $50, lo que te deja con el doble de dinero ahorrado. A cambio, la compañía puede exigir que trabajes con ellos durante un período mínimo de tiempo.

10. Espacio de ocio

Las salas de juegos, meditación o masajes son excelentes tipos de incentivos laborales. Después de todo, todos necesitan aliviar la presión del trabajo en algún momento y nada mejor que un espacio dedicado para eso.

Incentivos laborales interpersonales

Los incentivos laborales interpersonales son estímulos asociados a la relación entre las personas en el lugar de trabajo. Existen para mostrar que la empresa valora un ambiente amigable, propicio para el intercambio de experiencias y el crecimiento profesional.

11. Apreciar un excelente trabajo

En tu plan de incentivos laborales, puedes incluir el acto de agradecer a cada empleado por sus esfuerzos de manera regular, no solo cuando logran algo que te importa.

El secreto es apreciar la dedicación de forma personalizada, para que la persona se sienta especial. Por ejemplo, si un analista de comunicaciones te envía un informe de datos antes de lo programado, agradece su eficiencia y proactividad.

12. Reconocer al profesional

Una encuesta reciente reveló que el 27% de los empleados abandona su trabajo por falta de reconocimiento en la oficina. Esto significa que las empresas están perdiendo casi un tercio del talento que contratan porque no saben reconocer su contribución.

En tus incentivos para empleados, considera incluir momentos de reconocimiento explícito de cada persona. Puede hacerlo individualmente o colectivamente.

Aprende más sobre el tema en: 5 tipos de reconocimiento laboral.

13. Mejorar la cultura organizacional

Casi el 20% de los empleados dice que la visión corporativa no se corresponde con la realidad que viven en su día a día. En tu plan de incentivos laborales, puedes agregar un compromiso de mejora continua de procesos, para que las personas sepan que estás comprometido con la calidad de la experiencia que tienen trabajando para ti.

¿Conoces los tipos de cultura organizacional?

14. Crear una rutina de feedback

De acuerdo con una nota publicada en la revista Forbes, el 82% de los empleados aprecia los feedbacks positivos y negativos de sus gestores. Por lo tanto, vincula una rutina de feedback a los otros tipos de incentivos laborales que ofreces.

Echa un vistazo a este artículo: ¿Qué significa feedback?

15. Hacer una fiesta o una cita fuera de la oficina

4 de cada 10 empleados cree que no hay suficiente colaboración en su entorno laboral. Hacer una fiesta o una cita fuera de la oficina, donde los empleados tengan la oportunidad de interactuar fuera del contexto laboral, es una excelente manera de fortalecer los lazos y fomentar la creatividad.

Incentivos laborales de desarrollo profesional

Los incentivos laborales de desarrollo profesional se refieren a actividades para mejorar las habilidades técnicas de un empleado. Pueden ser ofrecidos directamente por la empresa o subvencionados parcial o totalmente.

16. Reembolso de matricula

Entre los tipos de incentivos laborales, este es el más atractivo para los estudiantes universitarios. Eso es lo que sucede cuando pagas tu matrícula, y la empresa para la que trabajas te da ese dinero en parte o en su totalidad.

¿Por qué? Porque la compañía entiende que te estás dedicando a adquirir los conocimientos necesarios para mejorar tus habilidades profesionales.

17. Capacitación técnica

La capacitación técnica son cursos, talleres o actividades dirigidas al aprendizaje de conocimientos específicos para el desempeño de una función.

Por ejemplo, un vendedor exitoso tiene que aprender a usar el software CRM, un agente de soporte debe aprender a brindar soporte telefónico, etc.

¿Quieres poner estos ejemplos de incentivos laborales en práctica? Lee: Cómo organizar un plan de capacitación en 7 pasos.

¿Cómo elegir los mejores incentivos para empleados?

Una vez que sepas qué son los incentivos laborales y cuáles tipos existen, puede que te preguntes: ¿cómo elegir los mejores estímulos y bonificaciones para los empleados? 

Aquí tienes una guía práctica de cuatro pasos para guiar tu decisión.

1. Descubre las expectativas y las necesidades de los empleados

Cada profesión tiene sus desafíos y los tipos de incentivos laborales deben satisfacer las necesidades de los empleados.

Los días libres remunerados pueden ser un excelente incentivo para las enfermeras con rutinas aceleradas. Por otro lado, las comisiones pueden ayudar a un vendedor talentoso a ganar más dinero en el mes.

Pero esto no es algo que se deba adivinar; es algo para preguntar. Haz una encuesta anónima, donde los empleados se sientan cómodos describiendo sus necesidades y expectativas para un nuevo plan de incentivos laborales.

Lee también: Encuesta de satisfacción del cliente interno: ¿cómo te beneficia?

2. Diseña un plan inclusivo y personalizable

En lugar de elegir arbitrariamente qué tipos de incentivos laborales ofrecer a todos en la empresa, ¿qué tal permitir que cada persona elija la combinación que mejor se adapte a sus necesidades? Esto hace que el plan sea más inclusivo, personalizable y útil.

Quizás te interese leer: Employee Experience, la base del nuevo CX.

3. Promociona los diferentes tipos de incentivos laborales

Para que los diferentes tipos de incentivos laborales cumplan su propósito, los empleados deben saber que existen. Por tanto, es importante dar a conocer los beneficios a través de los canales de comunicación interna.

Te recomendamos leer: Comunicación efectiva: ¿qué es?

4. Escucha la opinión de los empleados

Con un plan de incentivos laborales establecido, tomáte el tiempo para escuchar a tus empleados acerca de lo qué está funcionando y qué se puede mejorar. Puedes reservar un día al mes para esto o realizar otra encuesta anónima.

Más allá de las bonificaciones laborales

En este artículo aprendiste qué son los incentivos laborales y cuál es la importancia de ofrecerlos. También descubriste diecisiete tipos de incentivos laborales que puedes aplicar en tu empresa, acompañado de un paso a paso práctico.

Si quieres seguir mejorando la vida de las personas que trabajan contigo, lee: