Artículo

¿Qué es un conflicto laboral? Características y causas comunes

Por Douglas da Silva, Web Content & SEO Associate, LATAM

Publicado 29 julio 2022
Última actualización en 29 julio 2022

Saber qué es un conflicto laboral y cómo solucionarlo debe ser una prioridad dentro de tu empresa. De no ser así, probablemente te enfrentes a un clima de trabajo realmente negativo, que terminará afectando la productividad y el bienestar de tus colaboradores.

Conseguir un buen balance en el ambiente de trabajo es clave. En este sentido, como organización debes asegurarte de que tu equipo cuente con una buena salud física, emocional, social y financiera. Lograr todo esto garantizará un espacio productivo, con una buena comunicación y la retención de tus colaboradores. 

Pero, ¿qué pasa cuando el conflicto laboral se presenta en tu negocio? Según estudios, las empresas que no brindan un buen ambiente laboral corren un gran riesgo, ya que el 59% de sus empleados podrían aceptar un rol similar en otra empresa, por el mismo pago y beneficios. 

Ahora, ¿estás listo para saber qué es un conflicto laboral, cómo identificarlo y cómo puedes conseguir una solución? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es un conflicto laboral?

Un conflicto laboral puede definirse como una mala relación entre dos o más trabajadores que estará directamente relacionado con la función que desarrollan dentro de una organización.

Se le puede reconocer por la presencia de discusiones, falta de confianza entre los miembros del equipo de trabajo o porque hay bandos enfrentados. Lo principal es que siempre hay una o varias causas que lo provocan.

Si ves que en tu empresa suelen manifestarse muchas discusiones, es necesario que pongas en marcha una solución lo antes posible; ya que no hacerlo supondrá problemas a largo plazo y la convivencia en el entorno laboral se verá afectada.

Por otra parte, cuando se está ante un mal manejo de un conflicto laboral este puede tener una gran repercusión en la forma en la que se organiza la empresa, su productividad y en el rendimiento del área donde está presente el problema.

Considera que cuando hay un buen control de estas situaciones problemáticas, los empleados aumentan su sensación de bienestar. Lo que hace que el 27% de ellos pueda desempeñarse con suma excelencia

Entendamos un poco mejor qué es un conflicto laboral a continuación.

Características de los conflictos laborales

Se puede saber qué es un conflicto laboral y cuándo se está frente a uno si se toman en cuenta las siguientes características:

  • Son comunes y muchas veces inevitables: Cuando se manifiesta un conflicto laboral es importante no ver únicamente el lado negativo; ya que generalmente un conflicto laboral es una respuesta a diferentes situaciones que podrían mejorar el entorno de trabajo.
  • Son necesarios: Como comentamos anteriormente, los conflictos laborales pueden ser considerados como una oportunidad de mejora, por lo tanto su aparición es necesaria para ajustar los problemas del equipo de trabajo y darles una solución.
  • Son perjudiciales: según datos publicados por la revista Forbes, el 80% de los colaboradores manifiestan que los conflictos laborales producen dificultades en los trabajos que tienen actualmente. Lo que evidencia un gran riesgo, especialmente si no se  gestionan de la forma adecuada. 

Contar con un buen liderazgo en la empresa ayuda a solucionar estas situaciones de la mejor forma. 80% manifestó que aún el problema le ocasiona dificultades en su trabajo actual.

Descubre qué 7 tipos de liderazgo empresarial existen. 

Causas más comunes de los conflictos laborales

Además de conocer las características, es necesario poder identificar las causas más comunes que pueden generar un mal ambiente de trabajo, especialmente cuando se quiere identificar qué es un conflicto laboral a tiempo.

1. Falta de recursos y herramientas

Los colaboradores requieren de herramientas y recursos específicos para desempeñar apropiadamente sus tareas diarias. Por ejemplo: computadoras, hojas, conexión a internet, entre otros. Cuando estos recursos son limitados o no distribuidos equitativamente en una empresa, los trabajadores pueden demostrar su descontento, lo que origina situaciones de conflicto.

2. Diferencia entre las visiones 

Es común que los colaboradores cuentan con diferentes puntos de vista o percepciones sobre alguna situación específica, lo que puede originar discusiones en el equipo de trabajo.

3. Objetivos diferentes

Otra de las causas de los conflictos laborales se produce cuando no existen objetivos claros, y el equipo de trabajo maneja metas diferentes. Esto puede llevar a que los trabajadores hagan diferentes tareas con un propósito personal y no para el bien común de la organización.

4. Sobrecarga de tareas

La sobrecarga de tareas o responsabilidades puede ser un punto de conflicto dentro de una organización. Por eso, los empleados deben saber exáctamente cuáles son las tareas que necesitan asignadas a ellos de acuerdo a su puesto de trabajo.

5. Mala comunicación en el equipo de trabajo

Cuando no se tiene una buena comunicación se presentan muchos malos entendidos dentro de los grupos de colaboradores, e incluso, con la gerencia. Ocasionando a su vez conflictos y trabas en el desarrollo del trabajo.

Una forma de resolverlo es optimizar los canales de comunicación interna. ¿Quieres saber cuáles fueron los más usados en 2021? Lee: Canales de comunicación interna: ventajas y tips para elegir el mejor. 

6. Presión extrema en el ambiente de trabajo

Este conflicto laboral puede darse cuando se le exige a los colaboradores la ejecución de una tarea en un tiempo muy corto o con una presión elevada. Esto hace que estén susceptibles a producir cualquier altercado.

Tipos de conflictos laborales

Para solucionar un conflicto laboral no solo hace falta saber qué es, también es importante identificar qué tipos de conflictos laborales existen.

A continuación, conoce 6 tipos de conflictos laborales:

  1. Conflictos funcionales: son los que por medio de su resolución van a brindar bienestar a la empresa. Por ejemplo, cuando dos áreas de la empresa debaten sobre cuál es la mejor forma de completar un proceso.
  1. Conflictos disfuncionales: este tipo de conflicto laboral va a afectar negativamente a la empresa ya que la desvía de conseguir sus objetivos. En caso de identificar este conflicto dentro de tu organización es importante que busques su eliminación para no poner en riesgo los niveles de productividad que se tienen. Por ejemplo, dos áreas de la empresa tienen una disputa que no ayuda a que se consigan los objetivos del equipo.

Igualmente, los tipos de conflictos laborales pueden variar según los implicados en el problema:

  1. Conflictos intrapersonales: se trata de problemas que puede tener un colaborador cuando está disconforme con las tareas o actividades que debe hacer.
  1. Conflictos interpersonales: involucran a diferentes personas de la empresa y surgen por la interacción. Por ejemplo, una persona se siente atacada porque su opinión no coincide con la de otro compañero.
  1. Conflictos intragrupales: en este caso se presentan cuando varios miembros de un grupo o equipo están en desacuerdo.
  1. Conflictos intergrupales: aparecen cuando las disputas son entre miembros de distintos grupos o equipos de trabajo.

Ejemplos y solución de los conflictos laborales

Ahora que sabes qué son los conflictos laborales y qué tipos existen, vemos cuáles son los conflictos laborales más comunes que se presentan en las empresas y organizaciones, y la forma más adecuada de solucionarlos.

1. Problemas entre compañeros

Como mencionamos antes, los problemas entre los empleados, jefes o gerentes pueden presentarse. Esto, sin duda, provoca malos entendidos que deben ser atendidos con urgencia, ya que puede afectar la productividad, el desempeño, la confianza, así como generar ansiedad y estrés.

En este caso, la solución de los conflictos laborales se basa en la promoción de la igualdad y el trabajo en equipo. Será necesario pedir una retroalimentación entre los colaboradores, siempre abordando las actitudes o comportamientos que están resultando negativos.

Esto puede provocar que los colaboradores se sientan más motivados y comprometidos con la organización, porque esta se preocupa por reducir los problemas y alentar el bienestar.

2. No reconocer los problemas

Normalmente, los empleados tienden a enfrentar los problemas desde una misma perspectiva, por lo que cuando se presentan nuevas dificultades es posible que no reconozcan dónde está el error. Lo que desencadena una serie de conflictos laborales recurrentes.

Si no se puede reconocer cuál es el problema, es más difícil encontrar una solución correcta.

Para solucionar este tipo de conflicto laboral, las empresas deben estar abiertas a nuevas perspectivas o visiones que le permita a sus colaboradores cambiar su mentalidad. Para hacer esto, también es una buena opción plantearse preguntas con la que se pueda llegar a una solución que le permita a la organización avanzar.

Por ejemplo, organizar una reunión de trabajo donde se hablen de las dificultades que están presentes y de cómo se puede alcanzar una resolución en conjunto.

3. Falta de integridad por parte del equipo

Otro escenario que puede ocurrir en una empresa es la falta de integridad.. En ocasiones, las personas persiguen el éxito en sus carreras a como dé lugar. Esto lleva a que omitan información, mientan, tomen atajos o engañen a sus compañeros.

Cuando se da este tipo de situación,la confianza entre los colaboradores se quiebra y aparecen los conflictos laborales.

En este caso es importante promover la colaboración entre los miembros del equipo, en vez del trabajo individual. Esto no quiere decir que no se valore el esfuerzo que hace cada colaborador, sino que el trabajo colectivo ayuda a tener objetivos en común y prevenir el conflicto laboral.

4. Pocos programas de formación y desarrollo

La falta de formación y desarrollo de los miembros de tu equipo de trabajo, además de crear un conflicto laboral, puede ser capaz de generar pérdidas ya que el rendimiento de los mismos puede ser deficiente. Lo que puede terminar en una tasa alta de rotación de personal.

Lo principal para solucionar este problema es ofrecer programas de capacitación para el personal. Es importante que estos sean personalizados según el área en el que se desempeñan los colaboradores. Esto hará que la fuerza laboral pueda mantener actualizadas sus habilidades, permitiendo que se eleve la satisfacción

Implementar un plan de capacitación en las empresas es la mejor opción para aumentar las habilidades y tratar las causas de los conflictos laborales. Entiende más en: Plan de capacitación: organiza, idea y aplica en tu negocio.

5. Incertidumbre laboral

La incertidumbre laboral, económica y social puede generar diferentes conflictos laborales que paralizan a las personas, a tal punto que no logran hacer nada en un corto plazo. Esto pone en peligro el valor que aporta la empresa a sus clientes y a su cultura empresarial

Para superar este desafío es clave tomar en cuenta las necesidades que tienen los empleados y velar por su bienestar general. Esto les ayudará a mejorar la confianza que estos tienen con el negocio o la empresa a la que pertenece.

Igualmente, una buena gestión de los canales de comunicación interna permite que los colaboradores se mantengan informados de los cambios que se presentan en la organización; como enterarse a tiempo de nuevos procesos o medidas, sin que lo hagan por terceros.

Solución de servicio de atención al cliente

Zendesk ofrece una solución integral de servicio de atención al cliente fácil de usar y con capacidad para crecer al ritmo de tu negocio.

Solución de servicio de atención al cliente

Zendesk ofrece una solución integral de servicio de atención al cliente fácil de usar y con capacidad para crecer al ritmo de tu negocio.

Pruébalo gratis