Artículo

OKR vs. KPI: la sopa de letras que necesitas conocer

Por Douglas da Silva, Web Content & SEO Associate, LATAM

Publicado 8 abril 2021
Última actualización en 8 abril 2021

OKR y KPI son dos siglas muy presentes en el día a día de una empresa, pero ¿sabes cuáles son las diferencias entre ellas y cuál es la importancia de cada una para un negocio?

En este post vamos a explicarte:

  • ¿qué es OKR y KPI?; 
  • ¿cuál es la diferencia entre KPI y OKR?; 
  • ¿por qué es importante establecer los OKR y KPI?;
  • ¿cómo implementar los OKR?; 
  • ¿cuáles son algunos ejemplos de OKR?;
  • ¿cómo formular un buen KPI?;
  • ¿cuáles son algunos ejemplos de KPI? 

¿Qué es un KPI? ¿Y un OKR?: OKR vs. KPI

OKR ¿qué es? Es una sigla que significa Objectives and Key Results, o sea, objetivos y resultados clave. Como su nombre lo indica, son los objetivos y resultados esperados que sirven como base de los resultados medibles.

Es decir, los OKR de una empresa permiten que todos estén alineados en relación con los objetivos y resultados esperados para el negocio en un determinado periodo.

Y ¿Qué es un KPI? KPI es la sigla de Key Performance Indicators. KPI en español significa “Indicador clave de desempeño”. Entonces, los KPI son métricas usadas para hacer seguimiento a los resultados de determinadas acciones o proyectos en una empresa.

En otras palabras, los KPI son números medibles que permiten obtener insights sobre el desempeño del negocio. Para ello, deben ser analizados constantemente para que sea posible entender lo que está funcionando y lo que debe ser mejorado para apalancar los resultados.

OKR vs. KPI: ¿Cuál es la diferencia entre KPI y OKR? 

Un KPI siempre será un valor medible, una métrica, mientras que un OKR será un objetivo o un resultado clave. Por ejemplo, “Tasa de abandono” puede ser un KPI de ventas y “aumentar la retención de clientes” (objetivo) “en un 15%” (resultado clave) puede ser el OKR.

A pesar de las diferencias entre OKR vs. KPI, ambas metodologías son complementarias: mientras los KPI muestran cómo está el desempeño del negocio, los OKR determinan cuáles son los objetivos y resultados que deben ser logrados.

Para entender mejor las diferencias entre las dos siglas, es importante saber cuál es la diferencia entre métrica e indicador.

Una métrica es un número absoluto, un indicador es una información más estratégica que permite evaluar el desempeño de un negocio. Es justamente por eso que OKR y KPI caminan de la mano.

Lee también: 10 tipos de indicadores de desempeño para los procesos.

¿Por qué es importante establecer los OKR y KPI?

Al definir los OKR y KPI, será posible hacer análisis más precisos sobre el desempeño de toda la empresa y de sus respectivas áreas en un determinado período. Además, el seguimiento de esa información permite hacer comparaciones para entender lo que evolucionó y lo que todavía debe ser mejorado.

Resaltando una observación importante: aunque sea ideal que los OKR sean los mismos para toda la empresa, los KPI deben ser específicos para cada equipo. Finalmente, todos los colaboradores deben estar enfocados en lograr los objetivos de la empresa, pero cada área tendrá su propia estrategia para conseguirlo.

Por eso, es natural que los KPI de Marketing sean diferentes a los KPI de atención al cliente, que a su vez serán distintos de los KPI de ventas. Lo esencial es que todos esos indicadores estén alineados con los OKR del negocio.

¿Cómo implementar los OKR? 

Para definir e implementar los OKR, debes preguntarte: “¿Qué quiero lograr (objetivo)? ¿Cómo puedo medir si estoy en camino correcto (resultados clave)?”. Además, recuerda que es importante ser conciso al establecer esa información.

Y no sólo eso: los OKR deben ser claros para que toda la empresa comprenda cuáles son los objetivos del negocio. Es por eso que son amplios, como: “Volverse una marca referencia en el mercado”, pues sirven como un punto de referencia para las metas que serán trazadas. 

Es eso lo que hará que los OKR sean implementados con éxito, dado que dictarán los caminos a seguir. Además, todos los OKR deben deben tener plazos para ser cumplidos y responsables, sea una persona o un área entera.

¿Cuáles son algunos ejemplos de OKR?

“Aumentar la satisfacción de los clientes con la atención de la empresa” es un buen ejemplo de OKR. El objetivo aquí es que los clientes queden más satisfechos con la atención prestada.

Los resultados clave que mostrarán que la empresa está en el camino correcto para lograrlo pueden ser: obtener un NPS de 75 o más -que es la zona de excelencia- en los próximos 3 meses como plazo y reducir en un 15% el tiempo promedio de espera para ser atendido, en los próximos dos meses.

Otro ejemplo de OKR es “Volverse una marca referencia en el mercado”. El objetivo es estar entre las mejores empresas de su nicho de actuación. Un ejemplo de resultado clave para eso, es lograr 60% del market share o participación de mercado en el periodo analizado.

¿Cómo definir un buen KPI?

El primer paso para definir los KPI de forma asertiva es establecer una planeación estratégica, pues será a partir de ahí que podrás escoger lo que debe ser monitoreado y lo que de hecho está alineado a los OKR de la empresa.

Después, debes crear tus metas y objetivos con base en la metodología SMART, es decir, deben ser:

  • específicos (“specific”);
  • medibles (“measurable”);
  • alcanzables (“attainable”);
  • relevantes (“relevant”);
  • temporales (“time based”). 

Finalmente, es necesario definir cuál será el período de seguimiento de esa información y cuáles equipos serán responsables de cada KPI.

¿Cuáles son algunos ejemplos de KPI?

“Tasa de abandono” es un buen ejemplo de KPI, pues debe ser un punto de atención importante para las empresas, sea un abandono de carrito o de atención. Cuando un cliente desiste de continuar su recorrido con la empresa, eso indicará que hay alguna falla en el proceso, por eso el mejoramiento de ese KPI debe estar constantemente en el radar.

El CAC, sigla para “Costo de Adquisición del Cliente”, es otro ejemplo de KPI. Este indicador sirve para medir cuánto cuesta adquirir un cliente, entonces entre más bajo sea este número, mejor para la empresa.

Quizás te interese también: 5 indicadores efectivos para medir el desempeño de tu equipo comercial.

Para ayudarte a lograr los OKR y apalancar tus KPIs, puedes contar con la solución integral de servicio de atención al cliente de Zendesk, que optimiza la gestión de toda la atención brindada y mantiene a tu empresa en sincronía. ¡Solicita una demostración ahora mismo!

Solución de servicio de atención al cliente

Zendesk ofrece una solución integral de servicio de atención al cliente fácil de usar y con capacidad para crecer al ritmo de tu negocio.