Artículo

¿Cómo calcular el ROI? Fórmula con ejemplos

Por Douglas da Silva, Web Content & SEO Associate, LATAM

Publicado 20 Abril 2021
Última actualización en 20 Abril 2021

¿Cómo calcular el ROI? La respuesta corta es: resta el costo de una inversión de su ganancia, divide el número obtenido por el costo de la inversión y multiplica el resultado por 100. Esto te dará un valor porcentual, conocida como tasa de retorno de inversión.

Sin embargo, conocer solo la fórmula del ROI no te ayudará a tomar mejores decisiones comerciales basadas en datos. Es necesario comprender cuáles son los parámetros analizados y dónde se ubica tu empresa en relación a la media del mercado.

En este artículo, encontrarás qué es el ROI y cómo se calcula, además de los significados de un ROI alto y un ROI bajo. También te brindaremos consejos prácticos para mejorar tu rendimiento y sacar el máximo provecho de tus inversiones.

¿Empezamos?

¿Qué es el ROI?

ROI es un acrónimo en inglés que significa return on investment. En español, traducimos el término como retorno de la inversión. Es una métrica de rendimiento que se utiliza para evaluar qué tan beneficiosa fue una inversión en relación con su costo.

En otras palabras, aprender cómo calcular el ROI te permite evaluar la efectividad de una inversión y, por tanto, comparar qué estrategias son las más adecuadas para lograr un objetivo específico.

Para que te hagas una idea, el ROI promedio de la industria tabacalera es de 800%, mientras que el ROI de los mayoristas alcanza el 20%, según un estudio reciente.

Es decir, cuando hablamos de KPI de mercadotecnia, debemos tener en cuenta los productos y servicios que se están vendiendo, incluidos los costos específicos de operar en ese sector. Después de todo, las regulaciones e impuestos serán diferentes en cada caso y en cada país.

¿Te gustaría comprender los conceptos de marketing, como el retorno de la inversión, en profundidad? Te recomendamos leer: ¿Qué es el ROI?

¿Para qué sirve la métrica ROI?

Antes de aprender cómo calcular el ROI, debemos comprender cuáles son las aplicaciones concretas de esta métrica. ¡Echa un vistazo a los tres principales usos!

1. Sirve para evaluar las ganancias y pérdidas

En primer lugar, el ROI es una métrica creada para medir las ganancias y pérdidas en relación con una inversión. Es decir, qué tan ventajoso o perjudicial es el camino que elegimos seguir en términos de rentabilidad. En ese sentido, podemos averiguar si estamos ganando más dinero del que invertimos inicialmente o no.

2. Sirve para guiar decisiones estratégicas

Imagine que una empresa quiere aumentar sus tasas de conversión, es decir, transformar clientes potenciales en clientes de pago. ¿Vale más la pena invertir en redes sociales, email marketing o landing pages? Aprender cómo calcular el ROI te permite hacer esta comparación de manera objetiva, revelando qué oportunidades de inversión son preferibles en aquel momento.

3. Sirve para hacer inversiones más inteligentes

¿Estás pensando en adoptar nuevas herramientas, ampliar el equipo o crear un nuevo departamento en tu empresa? Calcular el ROI también puede ayudarte a tomar estas importantes decisiones comerciales.

Al monitorear la tasa de cierre de tratos de tus vendedores, por ejemplo, puedes averiguar cuánto dinero aporta cada uno a la empresa. Con base en esta información, puedes evaluar si el costo de mantener a ese empleado en el equipo está compensando el rendimiento financiero que aporta a la organización.

Como ves, la fórmula del ROI es apta para cualquier tipo de inversión, incluidas aquellas que en ocasiones no vemos como tales.

¿Cómo calcular el ROI?

Ha llegado el gran momento de aprender cómo calcular el ROI de tu empresa. Aquí tienes la fórmula del retorno de la inversión para empezar:

ROI = (Rendimiento obtenido – inversión) ÷ inversión x 100

El resultado de esta cuenta será un porcentaje. Muy simple, ¿verdad? Se tarda menos de un minuto en hacerlo. Veamos un ejemplo para aclarar cada paso del cálculo del ROI.

Ejemplo de cómo sacar el ROI

Imagine que un gerente de marketing tiene un presupuesto limitado y quiere averiguar qué canal digital es más eficiente para convertir a los clientes potenciales. Decide invertir 100 dólares en redes sociales y 100 dólares en email marketing. Logró generar 500 dólares en compras vía redes sociales y 900 dólares a través del correo electrónico.

¡Hagamos los cálculos!

  • ROI para las redes sociales: (500-100) ÷ 100 x 100 = 400%
  • ROI para el email marketing: (900-100) ÷ 100 x 100 = 800%

Al aplicar la fórmula de ROI obtuvimos un retorno del 400% para las redes sociales y del 800% para el email marketing. Esto significa que, en este ejemplo, el correo electrónico es dos veces más rentable para la empresa que las redes sociales.

En otras palabras, el email está generando el doble de dinero por la misma cantidad de inversión inicial.

En una analogía simplificada, es como si tuvieras una cantidad limitada de dinero y quisieras comprar chocolate. En un mercado, puedes comprar dos barras; en otro, logras comprar cuatro. ¿Ves lo fácil que es evaluar la mejor opción con base en este cálculo?

¿Qué significa tasa de retorno de inversión positiva?

¿Calculaste tu ROI y obtuviste un resultado positivo? Esto significa que generaste más dinero del que gastaste, lo que probablemente hizo que tu inversión valiera la pena.

Sin embargo, este resultado aislado no es suficiente para informarte si te va bien en el mercado. Para ello, es necesario conocer la tasa de retorno de inversión promedio de tu sector y comparar el resultado obtenido.

Por ejemplo, si el ROI promedio de tu industria es del 10% y has alcanzado el 30%, significa que estás mejor que la mayoría de las empresas del mercado. Por otro lado, si obtuviste el 5%, es posible que debas hacer cambios para mantenerte competitivo.

¿Quieres aprender a destacar entre la multitud y ganar más clientes? Te recomendamos leer: 5 fuerzas que afectan la ventaja competitiva de una empresa.

¿Qué significa tasa de retorno de inversión negativa?

Si calculaste tu ROI y obtuviste un resultado negativo, esto significa que estás perdiendo dinero. Te explicamos: lo que revela esta cifra es que tus gastos fueron superiores a la ganancia obtenida con la inversión analizada.

Existen algunas hipótesis para que se haya dado este resultado, pero es importante resaltar una de ellas: quizás no tuviste suficientes datos para tomar una decisión informada, considerando todos los riesgos en juego.

Esto suele ocurrir cuando los sistemas de una empresa no están integrados y los datos disponibles no se pueden traducir en conocimientos útiles. De hecho, este es un problema para el 66% de las organizaciones.

Es como si varias personas vivieran en la misma casa, pero quisieran usar diferentes llaves para la puerta principal. Simplemente no es una estrategia funcional.

Pero no te preocupes. A continuación te brindamos tips prácticos para mejorar este KPI de mercadotecnia.

¿Cómo mejorar el ROI de tu empresa? 8 tips prácticos

Ahora que ya sabes cómo calcular el ROI y quizás ya tengas tu resultado a la mano, te brindamos 8 tips prácticos para mejorar tu rendimiento y sacar el máximo provecho de tus inversiones.

1. Entrena tus equipos

De acuerdo con una nota del periódico Huffington Post, invertir en capacitación para los empleados puede incrementar los ingresos de las empresas en un 24%.

Al hacer que los profesionales estén más capacitados para el desempeño de sus funciones, se reduce el desperdicio de recursos esenciales para el trabajo, como el tiempo y el dinero.

Además, haces que los colaboradores se sientan importantes para la empresa y se vuelven más proactivos para devolver esta inversión a través de buenos resultados en el trabajo.

2. Simplifica el checkout

Según el Informe de Tendencias 2021 de Zendesk, el 65% de los clientes quiere comprar a las empresas que facilitan las transacciones online y permiten que sean rápidas.

Puedes satisfacer esta expectativa optimizando tus páginas de ventas para diferentes dispositivos, como celulares, laptops y tabletas. Esto garantizará que todo salga bien, sin importar la plataforma utilizada para buscar un producto o completar una compra.

Otro consejo es incluir botones y llamadas a la acción que fomenten el comportamiento deseado. Por ejemplo, descargar un contenido o completar un formulario.

3. Mejora el servicio al cliente

El mismo Informe de Tendencias reveló que el 75% de los clientes está dispuesto a gastar más en empresas que les ofrezcan una buena experiencia del cliente. Es decir, la calidad del servicio puede impulsar tu tasa de retorno de inversión.

Cuando un consumidor siente que se satisfacen sus necesidades, tiende a recompensar a la marca con compras repetidas. Además de generar más retorno financiero, este comportamiento también sugiere el nivel de satisfacción con los productos y servicios.

¿Quieres saber qué tan contentos están tus clientes? ¡Haz una encuesta de satisfacción hoy y resuelve esta duda!

4. Sé omnicanal

De acuerdo con un estudio de Think With Google, las estrategias omnicanal pueden generar un 80% más de visitas a las tiendas online. Si aprendiste cómo calcular el ROI en este artículo, sabes que esto significa 8 veces más oportunidades de ganancias.

Es una estrategia que crea una experiencia unificada a través de diferentes canales, fomentando la colaboración entre equipos y reduciendo fricciones para los clientes. ¡Echa un vistazo a este video explicativo!

5. Automatiza tareas repetitivas

Un estudio reciente encontró que las automatizaciones de marketing pueden impulsar la productividad de los equipos en un 20%. Más que liberar a los equipos de tareas repetitivas, los datos sugieren que esto puede generar mayores ingresos, conversiones de clientes potenciales más rápidas y un ciclo de ventas comercial más corto.

6. Adopta un software CRM

Según un estudio de Nucleus Research, las empresas que adoptan software de gestión de relaciones con cliente pueden hacer que su ROI sea 8 veces mayor que la cantidad invertida inicialmente.

Al tener acceso a herramientas de análisis, colaboración social y otras funcionalidades, se reducen las fricciones y se crean oportunidades comerciales.

El equipo de soporte, por ejemplo, puede identificar a un cliente interesado en realizar una nueva compra y remitir el contacto al equipo de ventas con facilidad. Esta integración aumenta las posibilidades de conversión en todos los puntos de contacto.

Impulsa tu ROI con Zendesk

No hay ganancias sin clientes. En ese sentido, aprender cómo sacar el ROI es solo uno de los pasos de una estrategia comercial exitosa. Si realmente deseas crear una comunidad en torno a tu marca y tener clientes leales, debes invertir en experiencia.

Con la solución integral de servicio de Zendesk, puedes:

  • Aumentar la productividad de tus equipos con herramientas de colaboración;
  • Administrar y responder consultas desde una única interfaz;
  • Brindar soporte omnicanal en cualquier canal, sin importar donde empiece la conversación;
  • Ofrecer autoservicio para que los clientes resuelvan los problemas a su propio ritmo;
  • Personalizar las interacciones a gran escala;
  • Aumentar la disponibilidad del soporte y responder preguntas frecuentes de forma automática con el Answer Bot.

¿Te animas a hacer una prueba gratuita y descubrir el ROI de tener Zendesk a tu lado?

Solución de servicio de atención al cliente

Zendesk ofrece una solución integral de servicio de atención al cliente fácil de usar y con capacidad para crecer al ritmo de tu negocio.