Artículo

Descubre los mejores tips para elevar la productividad

Por Douglas da Silva, Web Content & SEO Associate, LATAM

Publicado 28 Octubre 2020
Última actualización en 28 Octubre 2020

Tic-tac, tic-tac, tic-tac… pasa el tiempo y termina la jornada laboral, llega el fin de semana, se acaba el mes, el trimestre… el año. A pesar de haber trabajado duro, no nos sentimos conformes aun.

¿Quién de nosotros no se ha cuestionado alguna(s) vez(veces) su propia productividad? Si ha pasado contigo, no te preocupes, es un fenómeno mucho más común de lo que acostumbramos a reconocer normalmente en público.

Si quieres alcanzar la productividad total, continúa leyendo y descubrirás valiosos tips de productividad, algunos consejos para concentrarte en el trabajo y sugerencias  específicas para aplicar en el home office.

Tips de productividad

Existen dos tipos de productividad: la productividad organizacional y la productividad individual. Aunque en este artículo nos referiremos a la última, es fundamental hacerlas converger para alcanzar los resultados esperados.

Es poco probable que un individuo consiga ser productivo dentro de una organización improductiva. Por más que la persona reúna las condiciones, el peso de la organización suele ser demoledor.

Algunos rasgos que distinguen a una empresa productiva son la preocupación por la formación continua del colaborador, una sólida organización del trabajo y una excelente comunicación interna y externa.

Si formas parte de una empresa con estas características positivas, entonces están creadas las bases para que puedas alcanzar tu máxima productividad. Sigue los siguientes consejos y verás los cambios que tanto deseas:

Planifica minuciosamente tus actividades

“La productividad nunca es un accidente. Siempre es el resultado de un compromiso con la excelencia, una planificación inteligente y un esfuerzo centrado”. Paul J. Meyer.

Ser capaz de planificarse eficientemente es una expresión de autonomía. Dejarse arrastrar siempre por las “urgencias del día” (esas que nunca faltan) sin priorizar la planificación, es una forma segura de llegar a ser improductivo.

Cuando recibas o establezcas  las metas que debes alcanzar  en determinado período, inmediatamente debes realizar una definición de tareas y objetivos a cumplir a corto y mediano plazo, y plasmar esto en tu agenda diaria.

Al inicio de la jornada revisa tu agenda y mira cómo te fue con tus tareas del día anterior. Esta revisión -fundamental para  evaluar tu gestión de tiempo- te dará la posibilidad de ajustar lo indispensable y  también de celebrar tus logros diarios.

Establece tus prioridades y cumple con ellas

“Tu capacidad para seleccionar tu tarea más importante en cada momento, y realizarla de manera rápida y correcta, probablemente tendrá más impacto en tu éxito que cualquier otra cualidad o habilidad que puedas desarrollar” Brian Tracy

Para alcanzar la productividad, es imprescindible establecer un orden. Clasifica  claramente cuáles son las tareas importantes y cuáles son las urgentes. Rara vez son las mismas, pero cuando coinciden, constituyen una prioridad.

Una técnica que puede ayudarte a establecer claramente las prioridades y a aumentar tu productividad es la matriz de lo urgente importante, también conocida como matriz de Eisenhower.

La clasificación de las tareas debe ser minuciosa y objetiva. Todo no puede ser urgente o importante. Si está ocurriendo esto contigo, revisa tu clasificación y empieza de nuevo.

Ni procrastinación ni multitarea

“La mejor manera posible de prepararte para el mañana es concentrarte con toda tu inteligencia y todo tu entusiasmo, haciendo el trabajo de hoy magníficamente. Es la única forma de prepararte para el futuro”  Dale Carnegie

¿Quién no ha dejado para después alguna tarea que no parece tan agradable? La procrastinación es una conducta natural provocada por  reacciones negativas como el estrés o la indecisión. Contra estas reacciones  debemos luchar.

Mantenernos enfocados en cumplir las tareas del día y hacerlas bien, contribuye a elevar nuestra productividad individual. Evaluar diariamente el cumplimiento de nuestra planificación, evita posposiciones innecesarias. 

Para hacer magníficamente el trabajo de hoy, también tenemos que evitar las distracciones y la multitarea. Aunque no lo parezca, ambas son formas de autosabotaje.

Conócete a ti mismo

“La principal tarea en la vida del hombre es darse a luz a sí mismo, convertirse en lo que potencialmente es. El producto más importante de su esfuerzo es su propia personalidad.” Erich Fromm

Podemos ser los mejores aliados de nosotros mismos y también podemos convertirnos en nuestro peor enemigo. Entablar y mantener una relación saludable con nuestra personalidad, nos ayuda a ser más productivos.

Al conocerte bien, puedes agrupar la realización de las tareas según el ritmo vital que te distingue. Por ejemplo, si eres un “animal diurno”  debes concentrar durante el día las actividades que demanden mayor esfuerzo intelectual.

Es muy importante integrar  nuestros valores, nuestras creencias personales y nuestro  objetivo de vida con las actividades que hacemos de forma cotidiana. Este enfoque integral contribuye a elevar nuestros  niveles de productividad. 

Sé feliz en lo que haces… y también descansa 

“El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito. Si amas lo que haces, tendrás éxito” Albert Schweitzer

El ambiente en que trabajamos, las condiciones objetivas en que este ambiente se desarrolla  y la comunidad a la que nos integramos durante la jornada laboral son determinantes para la productividad.

Si amamos lo que hacemos es más fácil alcanzar resultados. Los incentivos (monetarios y no monetarios), la flexibilidad laboral  y el sentirse escuchado; son variables externas que impactan en la felicidad laboral.

Si bien es cierto que algunos aspectos que inciden en la felicidad laboral, no dependen del individuo, sino de la organización; no debemos perder de vista que la actitud con la que desarrollamos nuestro trabajo es fundamental.

No trabajes para ser feliz. Sé feliz mientras trabajas. Se trata de disfrutar el viaje y,       por lo menos, la tercera parte de este viaje nos la pasamos trabajando. Combinar trabajo y felicidad es una gran idea, que también nos hace ser más productivos.

La inadecuada relación trabajo-descanso incide de manera negativa en la productividad laboral. Trabajar mucho, no es sinónimo de trabajar bien. Respetar el tiempo de descanso es sagrado, si quieres llegar a ser más productivo.

Productividad y trabajo remoto: tips para concentrarse en el trabajo

En el caso específico  del trabajo remoto, uno de los desafíos que enfrentan la mayoría de las personas y organizaciones es alcanzar y consolidar la productividad en un contexto no diseñado originalmente para el trabajo.

Si a esto le añadimos  el estrés provocado por una pandemia que afecta prácticamente todos los órdenes de nuestra vida, resulta natural que nos cuestionemos si somos o no lo suficientemente productivos. 

Algunos tips para concentrarse en el trabajo y ser más productivos en el contexto del home office son:

Vestirse para trabajar: No es aconsejable comenzar la jornada con la misma ropa que dormimos. El acto de vestirnos constituye una transición que le transmite a nuestro cerebro la idea del cambio de actividad y estimula la concentración.

Delimitar espacios y horarios: No se trata de vivir en el trabajo, sino de trabajar desde casa. Por eso es aconsejable definir claramente el espacio y los horarios que dedicaremos a trabajar. Respetar estos límites es esencial. 

Trabajar en ambientes acogedores: Una vez que asumimos el desafío del home office, debemos cultivar el espacio físico donde estaremos trabajando, da lo mismo si es toda una habitación o solamente una mesa con su silla. 

Mantener el contacto social: El distanciamiento físico no necesariamente implica que nos aislemos socialmente. Haz aquella consulta que harías normalmente en la oficina y de paso cuéntale a un colega cómo va tu día. 

Aunque el home office a inicios del 2020 ya era una tendencia ascendente,  hoy está prácticamente generalizado en aquellas actividades que lo permiten,  lo que ha facilitado la continuidad y la operación de muchas empresas.

Algunos estudios vinculan positivamente el home office con la productividad. En un sondeo de McKinsey publicado por Zendesk, el  80% de los encuestados afirmó que disfruta trabajar desde casa y el 41% dijo ser más productivo. 

Esta misma publicación recoge que muchos empleados liberados de largas horas en el tráfico, han conseguido disfrutar  de un mejor equilibrio de vida, aumentando su productividad en cifras cercanas al 20%. 

Si quieres aprovechar las oportunidades que te brinda la tecnología para incrementar tu productividad y la de tu equipo, ya sea de forma remota o presencial, puedes contar con Zendesk

Zendesk es una compañía que desarrolla programas de soporte, ventas e interacción con el cliente, diseñados para fomentar una mejor relación con el usuario.

Empresas con éxito comprobado en el mercado utilizan nuestro software de CRM de ventas Zendesk Sell , así como otras herramientas de soporte que facilitamos a nuestros clientes.

Software de CRM de ventas completo

Zendesk Sell es un software CRM para ventas que mejora la productividad, los procesos y la visibilidad del flujo de trabajo de los equipos de ventas.