Artículo

¿Qué es Design Thinking y por qué debería tu empresa utilizar esta metodología?

Por Douglas da Silva, Web Content & SEO Associate, LATAM

Publicado 1 junio 2021
Última actualización en 1 junio 2021

¿Sabes qué es Design Thinking y cómo esta estrategia puede ser beneficiosa tanto para tus clientes como para tu empresa?

Para ayudarte a comprender el tema, aquí te mostraremos:

  • ¿Qué es Design Thinking y para qué sirve?
  • ¿Cuál es el propósito del Design Thinking?
  • ¿Cómo se usa el Design Thinking?
  • ¿Cuáles son las 5 fases del Design Thinking?
  • ¿Cuáles son las ventajas del Design Thinking?
  • ¿Cuáles serían los ejemplos de Design Thinking?

¿Qué es Design Thinking y para qué sirve?

Design Thinking es un enfoque metodológico de proyectos que propone el uso de la creatividad para resolver problemas de una manera diferente, optimizando así los resultados.

Aunque es utilizada desde hace más de medio siglo, esta estrategia se consolidó a través de los fundadores de la empresa IDEO, una consultora en el área del diseño.

Con Design Thinking, las personas se colocan en el centro de las acciones y todo se hace con empatía a través de actitudes colectivas y colaborativas.

¿Cuál es el propósito del Design Thinking?

Design Thinking te permite encontrar nuevas soluciones para nuevos problemas a través de una forma diferente de pensar. 

Tendemos a resolver nuevos desafíos con soluciones que ya existen, pero esto no siempre es efectivo, por eso este es el objetivo del Design Thinking: cambiar la forma en que se resuelven los problemas e innovar.

¿Cómo se usa el Design Thinking? 

Design Thinking se puede utilizar en cualquier empresa y en todos los ámbitos. Lo importante es que las personas estén en el centro de las acciones, que es similar a la metodología del customer centric.

En otras palabras, las empresas que adoptan Design Thinking tienen un nuevo enfoque y se preocupan por lo que realmente necesitan sus clientes, considerando los respectivos contextos culturales y sociales antes de idear una nueva solución.

Las ventas y las ganancias están en un segundo plano y son consecuencia de la empatía, el pilar del Design Thinking es resolver la necesidad del cliente de la manera que lo necesite.

¿Cuáles son las 5 fases del Design Thinking?

Los 5 pasos del Design Thinking son:

  • Inmersión: empatía con la audiencia y comprensión
  • Análisis y síntesis: definición del problema a resolver
  • Ideación: sugerir ideas que puedan resolver el problema
  • Creación de prototipos: realizar una "simulación" del producto / servicio final
  • Validación e implementación: probando y poniendo en práctica la idea

1. Inmersión: empatía con la audiencia y comprensión

El primer paso del Design Thinking es ponerse en el lugar de los clientes para comprender cuáles son sus quejas y qué problemas deben resolverse más rápido para evitar futuros cuellos de botella.

Para ello, es importante permanecer abierto a entender realmente cuáles son sus necesidades, percepciones y contextos, para tener más claro lo que necesita cada consumidor.

2. Análisis y síntesis: definición del problema a resolver

Al ponerse en la piel de los consumidores, será posible descubrir cuáles son los problemas que deben resolverse.

Lo más probable es que surja más de uno, por lo que es importante definir cuál será el primer foco a atacar para que las soluciones a crear sean asertivas.

3. Ideación: sugerir ideas que puedan resolver el problema

En esta etapa, es el momento de hacer una lluvia de ideas para proponer las ideas más diferentes que puedan resolver el problema.

Aquí no hay filtros, no hay buena ni mala solución, lo importante es sugerir todas las ideas posibles, porque de ahí es donde surgirán las innovaciones.

Incluso es válido invitar a empleados de diferentes áreas para este momento; cuantas más perspectivas diferentes haya, mejor.

4. Creación de prototipos: realizar una "simulación" del producto / servicio final

Después de elegir una de las soluciones propuestas, es el momento de hacer un prototipo de la idea. Para eso, es necesario “simular” cómo funcionaría realmente el producto o servicio si se llega a implementar. 

Este proceso es importante para identificar posibles errores y solucionarlos antes de poner la solución en marcha definitivamente.

5. Validación e implementación: probando y poniendo en práctica la idea

El último paso es el momento de validar la idea elegida, ponerla en marcha y, principalmente, recabar la retroalimentación de los clientes.

A partir de esto se podrá perfeccionar la idea para que se amolde a lo que el consumidor necesita y, así, optimizar su experiencia con la marca.

¿Cuáles son las ventajas del Design Thinking?

Las empresas que utilizan Design Thinking pueden presentar soluciones más eficientes y rápidas a sus clientes, ayudándoles realmente en sus recorridos con la marca.

Además, esta estrategia da lugar a la creatividad y permite, de hecho, la innovación en el servicio al cliente.

Además, esto fortalece la relación con los consumidores, ya que las empresas se involucran más y pueden brindar experiencias que son verdaderamente significativas para sus clientes.

¿Cuáles serían los ejemplos de Design Thinking?

El Design Thinking puede ser utilizado en áreas de cualquier empresa, principalmente por los equipos comerciales y de atención al cliente. Para eso, algunos ejemplos de Design Thinking son: brainstorming, uso de mapas mentales y diálogo abierto con los consumidores.

Brainstorming

Brainstorming es un término en inglés que se puede traducir como "lluvia de ideas". Este no es más que un momento en el que varios miembros de un equipo o empresa se juntan para debatir ideas, aquí todo vale, no hay buenas ni malas ideas, lo importante es compartir para que todos puedan reflexionar sobre ellas.

Esta estrategia es importante para que surjan soluciones innovadoras. Por lo tanto, los nuevos problemas pueden resolverse mediante enfoques que aún no se han utilizado. Además, a través de esta discusión es posible "expandir" la mente a perspectivas que antes no estaban en evidencia.

Mapas mentales

Los mapas mentales permiten organizar las ideas de una manera más fluida y no lineal, por lo que también es un enfoque del Design Thinking.

Nuestro cerebro procesa la información más fácilmente cuando visualiza ideas en forma de mapa mental, mientras que una solución lineal no siempre aborda todas las variables de un problema.

Eso es porque no pensamos de forma lineal: nuestras ideas están conectadas a través de numerosas ramas, por lo que contar con una herramienta que permita facilitar este proceso optimizará la aparición de soluciones verdaderamente innovadoras.

Diálogo con los consumidores

La experiencia del cliente ofrece importantes insumos sobre aspectos que deben mejorarse en los procesos de una empresa. La visión que cada consumidor tiene de una marca es un retrato de cómo se siente y muestra lo que espera de sus productos y soluciones.

Por eso es fundamental escuchar lo que los clientes tienen que decir para ponerlos realmente en el centro de todas las acciones. Además, es necesario enfocarse en la empatía para brindar una excelente experiencia a cada uno de ellos.

¿Entendiste qué es Design Thinking? Para optimizar los procesos en tu empresa y deleitar a tus consumidores a través de soluciones innovadoras, te recomendamos contar con un software de atención al cliente que facilite la gestión y optimice los procesos.

Para eso, puedes contar con el software de atención al cliente de Zendesk, con el que los equipos de ventas y soporte trabajan de manera integrada, manteniendo tu empresa sincronizada. ¡Pruébalo ahora mismo!

Solución de servicio de atención al cliente

Zendesk ofrece una solución integral de servicio de atención al cliente fácil de usar y con capacidad para crecer al ritmo de tu negocio.