Artículo

Metodologías ágiles: qué son, cuáles son las ventajas de implementarlas en tu empresa y cuáles son las más utilizadas

Por Douglas da Silva, Web Content & SEO Associate, LATAM

Publicado 10 Noviembre 2020
Última actualización en 10 Noviembre 2020

La gestión de proyectos es una de las tareas corporativas más extenuantes pues requieren de una gran responsabilidad para coordinar a todos los miembros del equipo. Además, la agilidad de los modelos que se apliquen para desarrollar los proyectos debe ser excepcional para adaptarse a un mundo con necesidades de soluciones inmediatas. Pero para todo problema existe una solución, ¿no? Pues bien, en este caso las metodologías ágiles son la respuesta  para mejorar los flujos de trabajo y cumplir con los objetivos trazados.

De hecho, según un estudio, el 85,9% de los desarrolladores internacionales de software utilizan las metodologías ágiles en su trabajo, porque son grandes herramientas para mejorar continuamente.

Y aunque, en principio, estas metodologías fueron creadas para la gestión y entrega de proyectos en el área de la Tecnología de la Información, hoy en día una gran cantidad de empresas de todos los sectores las utilizan para adaptarse y estar a la vanguardia en un mercado que cada vez es más exigente.

En este artículo te explicaremos qué son las metodologías ágiles, cuáles son las ventajas de implementarlas en tu empresa y cuáles son las tres metodologías ágiles más utilizadas en la actualidad.

¡Acompañanos!

¿Qué son metodologías ágiles?

Cuando hablamos de metodologías ágiles nos estamos refiriendo a un un tipo de proceso de gestión de proyectos en donde las demandas y las soluciones evolucionan a través del esfuerzo colaborativo. 

El objetivo principal es que las empresas que tienen que entregar un proyecto puedan gestionarlo de manera flexible, autónoma y eficaz, para reducir los costes y aumentar la productividad.

Según Gartner, el 76% de los usuarios que eligen una herramienta de metodologías ágiles empresariales lo hacen para aumentar la visibilidad de sus proyectos.

Y es que siguiendo las metodologías ágiles será más fácil satisfacer al cliente mediante la entrega temprana de proyectos que tengan valor, aceptando que los requisitos técnicos del cliente cambien, incluso en etapas de desarrollo más avanzadas.

Además, la aplicación de las metodologías ágiles servirá para que los encargados de realizar el negocio y los desarrolladores del proyecto trabajen en conjunto para obtener mejores resultados.

A diferencia de otros procesos, con las metodologías ágiles los desarrolladores de los proyectos tendrán un entorno de respeto y apoyo, para que puedan ejecutar su trabajo con confianza y tranquilidad, sin necesidad de que los clientes estén cambiando las condiciones de entrega en cada reunión que hagan.

Eso sí, las empresas que optan por seguir este tipo de metodologías deben tener un equipo ampliamente capacitado para mantener un ritmo de trabajo constante y de forma indefinida, garantizando la excelencia técnica y el compromiso por entregar resultados de calidad.

Continúa leyendo porque en el próximo tema te presentamos algunas ventajas de implementar alguno de los tipos de metodologías ágiles en tu empresa.

4 ventajas de implementarlas en tu empresa

Mayor velocidad y eficiencia para entregar los proyectos

Una de las ventajas más importantes que tenemos al implementar las metodologías ágiles en nuestra empresa es que podemos mejorar la velocidad y la eficiencia de nuestro equipo. Y es que al trabajar con plazos y entregas parciales es más sencillo disminuir los tiempos para entregar una mejor versión del producto.

De hecho, un estudio reveló que casi un tercio de las empresas encuestadas que utilizan estas metodologías (27%) se consideran “muy ágiles" para entregar mejores versiones de sus proyectos.

Mejorar la calidad de los productos

Las interacciones continuas entre los desarrolladores y el cliente van a generar un feedback bastante valioso para trabajar en la calidad de los productos. De hecho, las metodologías ágiles buscan generar ese constante intercambio de ideas para que el resultado final sea el producto que el cliente necesita.

Descubrir errores y evitar problemas

Aplicar las metodologías ágiles en tu empresa te puede alertar sobre los errores que se están cometiendo durante el desarrollo de un proyecto y así evitar futuros problemas. Y es que justamente, al hacer una retrospectiva constante los desarrolladores podrán notar los errores e ir corrigiéndolos a medida de que vaya surgiendo.

Ten en cuenta que los mayores obstáculos que pueden aparecer son: demasiados proyectos por miembro del equipo, falta de visión de la empresa y alcance del proyecto poco claro.

Mejorar la satisfacción del cliente

La interacción constante entre el cliente y los desarrolladores generará que se demuestre un amplio comprometimiento con el proyecto. Ciertamente, al tener la opción de que el cliente nos de un feedback constante para mejorar el producto, estará recibiendo lo que necesita para cubrir sus necesidades y su nivel de satisfacción aumentará considerablemente. 

Las 3 metodologías ágiles más utilizadas por las empresas

Aunque existen varias metodologías ágiles, en este artículo te explicaremos las 3 más comunes y utilizadas por las empresas, que son la Programación Extrema (XP), Scrum y Kanban.

Programación Extrema (Extreme Programing) XP

La Programación Extrema o Extreme Programing en inglés, también es conocida como la metodología XP. 

La metodología XP es un conjunto de reglas que le dan agilidad y flexibilidad a las empresas en la gestión de proyectos y desarrollo de softwares en ambientes que son muy cambiantes. 

Esto quiere decir que aplicando este tipo de metodologías ágiles se estipula que se debe entregar el producto final según los requisitos exactos del cliente.

Uno de los puntos fundamentales para que esta metodología funcione es el compromiso de los involucrados para trabajar en equipo, definiendo desde el principio los requisitos, para así enfocarse en tratar de la manera adecuada los cambios que se vayan presentando en el día a día.

Y es que en el libro “Programación extrema exitosa: ¿Fidelidad a la metodología o buen trabajo en equipo?”, los autores destacan que “cuanto más planificación del cliente y gestión del código de equipo se adopten, mejor será el rendimiento del equipo en términos de producir una solución satisfactoria fácil de usar y de alta calidad para el cliente. Los usuarios de XP podrían atender conscientemente para evitar posibles tensiones entre la adherencia a sus cimientos y las dimensiones de la artesanía”.

Sus características principales son:

  • Comunicación constante entre el cliente y el equipo que se encarga de desarrollar el proyecto.
  • Simplicidad en la elaboración de un cronograma que debe ser flexible.
  • Foco en corregir errores rápidamente y brindar respuestas claras y concisas.
  • El producto final en funcionamiento está por encima de cualquier tipo de documento.
  • Trabajo en equipo para realizar pruebas continuas que garanticen el funcionamiento del producto.

Generar cambios continuos en el proyecto puede ser beneficioso pues se entiende que un software que está en constante evaluación tiende a mejorar. Pero como vimos anteriormente, la comunicación entre el cliente y los desarrolladores del proyecto es fundamental para que la metodología XP funcione correctamente y se cumpla con los requisitos pactados.

Eso sí, este tipo de metodologías ágiles si es bien aplicado puede agilizar los procesos y optimizar los resultados finales.

Scrum

Scrum es una metodología utilizada en el desarrollo de software basada en procesos repetitivos que se dividen en etapas regulares y que van aumentando periódicamente. 

Su objetivo principal es satisfacer las necesidades del cliente a través de un entorno de transparencia en la comunicación, responsabilidad colectiva y progreso continuo, para facilitar la solución de los problemas que se puedan ir presentando.

Sin embargo, lo que diferencia a Scrum de las otras metodologías ágiles es que dentro de ella existen varios roles y que además se divide en varias etapas en las cuales se realizan algunas entregas parciales (Sprint) del producto final para garantizar resultados inmediatos.

¿Cuáles son los roles del equipo Scrum?

  • Product Owner (cliente): Es el responsable de definir los requerimientos, priorizar el trabajo pendiente durante el desarrollo del proyecto y realizar los comentarios pertinentes para asegurarse de que el producto está a la altura.
  • Scrum Master: Ante tanta terminología en inglés puedes confundirte y dudas sobre algunos roles. 

Pero, ¿qué es Scrum Master? Pues bien, básicamente es el entrenador del equipo de Scrum y se encarga de protegerlos de los impedimentos que puedan surgir para no realizar el proyecto, además de garantizar que los objetivos propuestos se cumplan.

Esto quiere decir que el Scrum Master guiará a su equipo para cumplir con las reglas de este tipo de metodologías ágiles y trabajará en conjunto con el Product Owner para maximizar el Retorno Sobre la Inversión (ROI).

  • Scrum Team: Es el grupo de profesionales con los conocimientos técnicos necesarios para desarrollar el proyecto y cumplir con los objetivos a los que se comprometen al inicio de cada sprint. 

Con esta metodología se espera que los miembros del Scrum Team trabajen más allá de su disciplina y garanticen una autogestión que permita alcanzar las metas en el plazo acordado.

Mountain Goat cita una analogía perfecta para entender los roles dentro del Scrum: “Una manera de pensar en la naturaleza entrelazada de estos tres roles en esta metodología ágil es como un auto de carreras. El Scrum Team es el auto en sí, listo para acelerar en cualquier dirección que se apunta. El Product Owner es el conductor, asegurándose de que el auto siempre vaya en la dirección correcta. Y el Scrum Master es el mecánico jefe, manteniendo el auto bien afinado y funcionando al máximo”.

Etapas de la metodología Scrum

  • Sprint: Son periodos, generalmente de dos a cuatro semanas, que se utilizan para cumplir los objetivos propuestos.  
  • Planificación del sprint: Son reuniones de trabajo en las cuales se debe planificar el flujo de trabajo y los objetivos a los que el equipo de trabajo se comprometerá a cumplir. 
  • Reunión diaria: Son reuniones, de máximo 15 minutos, que se llevan a cabo todos los días para discutir los logros del día anterior y establecer los objetivos de las próximas 24 horas. También es conocido como Scrum Diario.
  • Revisión del Sprint: Como su nombre lo indica, es una reunión que se lleva a cabo al final de cada Sprint para que todas las partes interesadas analicen los objetivos que se han cumplido y los que no. 
  • Retrospectiva del Sprint: Es la reunión del Scrum Team que se realiza una vez que fue finalizado el Sprint. En ella se realizará una retrospectiva con el fin de analizar los procedimientos que se han aplicado y así reflexionar para implementar mejoras. 

Kanban

El Kanban es una de las metodologías ágiles más sencillas y fáciles de implementar en las empresas. Consiste en armar un tablero visual en el que se catalogarán las tareas bajo algún tipo de estatus como Pendiente, En progreso o Terminadas, para mejorar los flujos de trabajo y cumplir con los plazos que se han estipulado con el cliente.

La metodología Kanban utiliza seis prácticas fundamentales para lograr una mayor agilidad en la prestación de servicios. Lo ideal es que estas prácticas se apliquen y se revisen para mejorar continuamente.

  • Visualizar todas las tareas.
  • Limitar el trabajo en curso para reducir los ciclos.
  • Administrar el flujo de trabajo del equipo.
  • Hacer que las políticas de atención al cliente sean explícitas.
  • Implementar la retroalimentación.
  • Mejorar en colaboración y el trabajo en equipo.

Conclusión

Como pudiste ver, las metodologías ágiles tienen como principal objetivo estimular el trabajo en equipo, reducir los ciclos de entrega de los proyectos y administrar correctamente los flujos de trabajo. 

Y aunque en principio fueron creados para el desarrollo de softwares, lo cierto es que las metodologías ágiles pueden ser implementadas en las empresas para tratar todos los tipos de proyectos que se lleven a cabo. Ten en cuenta que lo mejor que se puede hacer es contar con una buena planificación para evitar la pérdida de tiempo, además de algunos disgustos en caso de que no se pueda cumplir con los tiempos estipulados.

Te invitamos a que continúes navegando en nuestra biblioteca y descubras todo lo que Zendesk tiene para ofrecerte.