Artículo | 12 min read

¿Qué es la metodología ágil y cuáles son las más utilizadas?

Por Zendesk

Última actualización en 14 febrero 2023

La metodología ágil es un conjunto de técnicas aplicadas en ciclos de trabajo cortos, con el objetivo de que el proceso de entrega de un proyecto sea más eficiente. Así, con cada etapa completada, ya se pueden entregar avances y se deja de lado la necesidad de esperar hasta el término del proyecto.

Creada en 2001 por un grupo de programadores de TI (Tecnología de la Información) a través del “Manifiesto por el Desarrollo Ágil de Software”, la metodología ágil se propone entregar valor al cliente de manera más rápida y puede proporcionar numerosos beneficios a tu empresa, como:

¿Para qué tipos de proyectos son más adecuadas las metodologías ágiles? Algunos ejemplos:

  • proyectos cuya solución técnica se desconoce —suele pasar con aquellas tareas que los equipos no han emprendido antes o cuando se trata de innovaciones;
  • proyectos de alta complejidad y que requieren del trabajo cooperativo de varias personas o departamentos;
  • proyectos urgentes y que necesitan de un flujo de trabajo dinámico y donde los cambios constantes sean bienvenidos.

Ahora que sabes qué es la metodología ágil y cuáles son las ventajas que la hacen atractiva para tu empresa, ¿por qué no aprender a aplicarla? Sigue leyendo y descubre:

  • ¿Cuál es la diferencia entre la metodología ágil y una tradicional?;
  • Tipos de metodologías ágiles y su beneficio en la gobernanza de TI;
  • ¿Cómo se aplica la metodología ágil por primera vez?;
  • 3 preguntas clave sobre metodologías ágiles.

¿Cuál es la diferencia entre la metodología ágil y una tradicional?

Para entender con precisión qué es la metodología ágil, es muy importante conocer las diferencias entre esta metodología y una tradicional:

  • Con la metodología ágil es posible controlar mejor el presupuesto, ya que permite la entrega de pequeños resultados que ayudan a alinear los costos al objetivo final del proyecto.
  • En la metodología tradicional hay una planificación inicial que se debe seguir hasta el final. Gracias a los sprints o ciclos de trabajo característicos de la ágil, esto se vuelve más flexible, contribuyendo a una mejor gestión de riesgos.
  • La colaboración con el cliente es más efectiva en la metodología ágil, ya que recibe varios resultados durante todo el proceso y puede participar de forma activa en su mejora.

Tipos de metodologías ágiles y su beneficio en la gobernanza de TI

Los métodos ágiles son modelos de gestión que se pueden aplicar dentro de la estrategia de gerencia empresarial. Ya sea en la gobernanza de TI o en otros segmentos, el beneficio de los métodos ágiles es que ayudan a reducir el tiempo necesario para completar un proyecto y entregar más valor para el cliente, sin perder calidad.

Entre los métodos ágiles que se pueden aplicar se encuentran:

Kanban

El método ágil Kanban consiste en un seguimiento visual del progreso del proyecto en un panel de tareas. Mediante tarjetas de señalización (Post-It® o plataformas online) es posible identificar de forma clara y rápida el estado actual de las tareas, lo que se debe hacer y lo que ya se ha terminado.

Vale la pena destacar que Kanban no propone un cambio en los procesos o estrategias que el negocio está acostumbrado a desempeñar. La organización de todas las tareas y subtareas del proyecto, de forma visual, ayuda a que todos tengan claro cuál es el flujo de trabajo a seguir y que cada proceso se realice en el orden correcto.

Scrum

La metodología ágil Scrum se basa en ciclos de trabajo o sprints –que pueden durar desde semanas hasta meses– en los que se entrega alguna parte del proyecto. En cada nuevo sprint se genera una versión del producto que supera a la anterior. El pilar fundamental de la metodología ágil Scrum es que todas las decisiones se toman en función de la información existente y de la propia experiencia de los integrantes del equipo.

Este método, además, incluye la realización de reuniones periódicas para motivar al equipo, así como para realizar los ajustes necesarios.

Extreme Programming

La metodología ágil de Extreme Programming o XP fue concebida específicamente para desarrollar software. Para este fin, todo proyecto que funcione con base en XP cuenta con los roles de líder ágil, cliente, programador y tester; cada uno de ellos con papeles indispensables.

XP se asemeja a Scrum en que plantea cambios frecuentes y ciclos breves en los cuales se entregan nuevas versiones de un proyecto.

Lean

El objetivo de la metodología ágil Lean es utilizar únicamente las herramientas que sean necesarias para la evolución del proyecto. ¿Para qué? Para maximizar el valor para el cliente y minimizar el desperdicio de tiempo y recursos de la organización.

¿Sabes cómo comunicar tu propuesta de valor para el cliente? Descubre las frases afirmativas que describen los atributos intangibles de tu producto. 

Scaled Agile Framework

El Scaled Agile Framework (SAFe) combina elementos tanto de Lean como Scrum. Consiste en un acompañamiento visual que divide todos los procesos y flujos de un negocio. Esto permite crear una estructura organizacional constituida por tres pilares:

  • el desarrollo de software ágil;
  • el desarrollo de productos lean;
  • un pensamiento sistémico.

Scaled Agile Framework está hecho para proporcionar a las empresas una estrategia estructurada que les permita escalar de forma ágil. Suele utilizarse en proyectos de alta complejidad, ya que esta metodología plantea numerosos roles, eventos y prácticas que deben intervenir en el proceso bajo reglas bien definidas. Para empresas muy grandes, o planes donde más de 150 personas estén involucradas, el nivel de prescriptividad de SAFe puede resultar útil.

Nexus

Nexus es una metodología ágil complementaria que contribuye a la implementación de Scrum. Está orientada al desarrollo de software y soporte de productos escalables que necesitan que un personal amplio se involucre. A través de Nexus, es posible entrelazar múltiples equipos Scrum que trabajan de forma colaborativa sobre un solo portafolio de productos. 

Cabe destacar que, una vez domines las metodologías ágiles y entiendas su correcta aplicación, no tienes por qué limitarte a solo una de ellas. Es normal que las empresas opten por híbridos donde se combinen elementos de diferentes metodologías. Sigue leyendo y descubrirás cuál es el porcentaje de negocios a nivel mundial que lo hace, y cuáles son los híbridos más usados.

¿Cómo se aplica la metodología ágil por primera vez?

Asegúrate de que todos se suban a bordo

La metodología ágil promueve la colaboración entre todos los participantes —colaboradores, clientes, proveedores, etc. Si quieres asegurar que todas las partes interesadas desempeñen el papel que les corresponde en la aplicación de la metodología, es necesario que les informes al respecto y que se sumen al plan.

Para convencer a los involucrados de que la metodología ágil es el camino a seguir, explícales sus beneficios y comparte ejemplos persuasivos. Si el proyecto al que se van a enfrentar no está muy bien definido y puede experimentar numerosos cambios en el recorrido, por ejemplo, háblales sobre cómo la metodología ágil permitirá ajustarse de forma más eficiente a esa dinámica, lo cual ayudará a reforzar la confianza en el proceso. 

Quizás te interese: Colaboración y trabajo en equipo: 3 tips para estimularlo

Empieza con un proyecto piloto

La idea es que apliques la metodología ágil en todos los proyectos que lleva adelante tu negocio. Sin embargo, es mejor iniciar primero por algún proceso pequeño en el cual puedas implementar la metodología y evaluar sus resultados. 

Si consigues el éxito, ya cuentas con una base sobre la cual trabajar y aplicar la metodología en otros proyectos. En caso de que no sea así, puedes enfocar tus esfuerzos en mejorarla donde haga falta hasta que la perfecciones, y de ahí prosigues con otros proyectos.

Mantén a tu equipo motivado

Ya sabes que la metodología ágil depende de la colaboración de todas las partes involucradas. Para que cada quien desempeñe su rol de forma efectiva, es necesario mantener al equipo motivado.

¿Cómo puedes hacer esto? Algunos consejos:

  • Comunica de forma transparente y clara cuáles son los objetivos a perseguir con la metodología ágil y qué se espera de cada integrante. Si tu equipo cuenta con toda la información, pueden trabajar de manera enfocada para alcanzar las metas.
  • Demuéstrales a tus colaboradores que confías en sus habilidades para lograr los objetivos. En lugar de supervisarlos constantemente, hazles saber que cuentas con ellos y que, si necesitan cualquier soporte, tú se los brindarás.

Descubre 3 juegos para mejorar la productividad de tu equipo y la dinámica del servicio al cliente en tu empresa.

Cíñete a una sola estructura

Existen muchos tipos de metodologías ágiles, cada una con sus particularidades y pasos a seguir. Aunque no tiene nada de malo utilizar híbridos de varias metodologías, al ser tu prueba piloto es mejor que tú y tu equipo sigan el paso a paso de la estructura escogida, sin mezclar con otras. Eso evitará que se compliquen las cosas. 

Por otro lado, es importante que intenten cumplir con todos los requisitos de la metodología y que no duden de su efectividad sino hasta llevarla a término. Los proyectos que siguen estas estrategias tienen un éxito comprobado del 64%. Las metodologías ágiles fueron planteadas de forma inteligente, por lo que vale la pena darles una oportunidad y acoplarse a ellas.

Analiza los resultados y ajusta según haga falta

Una vez finalices la aplicación de la metodología ágil, haz un análisis profundo sobre los resultados del proyecto y compáralos con los de aquellas ocasiones en las cuales no se emplearon esta serie de técnicas.

Con un análisis completo, será posible determinar en qué áreas la metodología ágil produjo buenos resultados y en cuáles no. Esa información te servirá para adaptarla y aplicarla de formas aún más acertadas en próximos proyectos.

3 preguntas clave sobre metodologías ágiles

¿Qué es la metodología ágil en la gestión de proyectos?

La metodología ágil en la gestión de proyectos consiste en aplicar técnicas que optimicen la entrega de resultados al cliente, sin perder la calidad de estas entregas. Estas prácticas contribuyen, por ejemplo, a que el proyecto sea más flexible y adaptable a los cambios que puedan surgir durante su realización.

Al consistir en una estructura basada en pequeños ciclos, la metodología ágil también ayuda a: 

  • mejorar la productividad;
  • impulsar el compromiso del equipo;
  • facilitar la formación de equipos más efectivos, autogestionados y multidisciplinares.

¿Cuáles son las metodologías ágiles más utilizadas en las empresas?

¿Sabías que la aplicación de una metodología ágil en la empresa es capaz de reducir los costos hasta en un 60%? Probablemente te interese adoptar alguna de ellas en tu negocio, aunque quizás te preguntes cuál es la mejor.

En ese sentido, conocer cuáles son las metodologías ágiles más utilizadas a nivel mundial podría ayudarte a elegir la más adecuada para tu empresa, ajustándola a tus necesidades.

Según un reporte

  • Un 56% de las empresas utilizan Scrum, considerada la metodología ágil más popular;
  • 14% hace empleo de más de 2 metodologías ágiles;
  • 8% recurre a una combinación entre Scrum y Kanban;
  • 6% opta por híbridos entre Scrum y XP;
  • por último, 5% de las empresas utilizan la metodología ágil Kanban para la optimización de procesos.

¿Qué empresas utilizan Scrum?

Para complementar el conocimiento sobre qué es la metodología ágil, es importante que reconozcas a algunas de las empresas que utilizan el método Scrum y cómo lo hacen, considerando que esta es una de las más aplicadas:

  • en Google, Scrum es el método ágil que se ha utilizado para desarrollar variedad servicios y programas. Uno de ellos es Google Ads;
  • los equipos de Yahoo utilizan el método ágil Scrum para crear, desarrollar y probar sus productos y servicios durante algunos días;
  • gracias a la metodología ágil Scrum, Amazon logró que sus equipos trabajen con gran autonomía y puedan obtener más resultados en menos tiempo.

Zendesk te ayuda a aplicar la metodología ágil en tu negocio

Ahora que sabes qué es la metodología ágil, cómo se aplica y cuáles son las más utilizadas, ¿qué tal contar con una plataforma que te ofrece análisis de datos e informes al momento para examinar la efectividad de tus metodologías?

Zendesk para el servicio al cliente está hecho para facilitar el trabajo de los agentes y mejorar la experiencia del cliente a través de automatización de procesos y múltiples herramientas que no solo te permitirán obtener buenos resultados, sino aplicar tus metodologías ágiles con mayor efectividad.

Algunas de ellas son:

  • Utiliza la IA y los bots para ofrecerles a los clientes respuestas instantáneas, duplicar la capacidad intelectual de tus agentes y ahorrar tiempo y dinero para tu empresa. Con la ayuda de la inteligencia artificial, los procesos que formen parte de tu metodología ágil pueden impulsarse aún más.
  • Aprovecha el enrutamiento y la inteligencia incorporados para recopilar detalles críticos y reducir la entrada de datos. Además, dirige los problemas al agente más adecuado para ayudar. Esto garantiza que el flujo de trabajo siga su orden correcto.
  • Ahorra tiempo a los agentes con herramientas de colaboración que les permitan conectarse eficientemente con sus socios internos y externos. Zendesk permite que el trabajo colaborativo sea más fácil que nunca, y ya sabes que este aspecto es fundamental en cualquier metodología ágil.

Sin importar qué metodología ágil decidas usar, Zendesk te ayudará a aplicarla en todo tu negocio. ¡Inicia tu demostración gratuita hoy y compruébalo!