Artículo

Código de ética empresarial: 5 consejos para elaborar un código de ética en tu organización

Por Douglas da Silva, Web Content & SEO Associate, LATAM

Publicado 22 Febrero 2021
Última actualización en 22 Febrero 2021

No importa el tamaño de la organización, un código de ética empresarial es esencial para garantizar la transparencia y el respeto a las normas en el ambiente de trabajo. Cuando las empresas se guían por posturas orientadas a valores morales y éticos, es más fácil tomar decisiones y predecir cómo la empresa se comportará en distintas circunstancias.

Tener un código de ética empresarial coherente con la misión y los valores de tu negocio nunca fue tan importante. Según un reciente estudio, el 92% de los millennials prefieren comprar productos de compañías que muestran valores éticos y acciones de responsabilidad social.

Pero, ¿cómo crear un código de ética empresarial acorde a la realidad de tu organización?
En este post, te mostraremos cuáles son las ventajas de tener un código de ética empresarial y 5 consejos fundamentales para implementarlo en tu negocio.

¿Qué es ética empresarial? 

La ética empresarial es un conjunto de principios que rigen las decisiones y el comportamiento en una organización. Un código de ética empresarial generalmente está  basado en los valores fundamentales de la empresa, describe la misión de la empresa, cómo los colaboradores deben abordar diferentes situaciones y los estándares que se deben cumplir. Entre los principales objetivos del código de ética empresarial destaca fortalecer la imagen de la empresa y consolidar la marca; además, ser transparente en las negociaciones.

El código de ética empresarial se aplica a todos los que forman parte de la empresa, desde los niveles jerárquicos más bajos hasta la alta dirección. De la misma forma, también sirven como base para las relaciones con los clientes, proveedores, órganos gubernamentales y otros stakeholders que hacen parte de la estructura del negocio. 

Responsabilidad social y ética empresarial: ¿cómo se relacionan?

La responsabilidad social y la ética empresarial a menudo se consideran conceptos similares. Sin embargo, la responsabilidad social es sólo un aspecto de la ética empresarial. 

La responsabilidad social es un conjunto de iniciativas y acciones tomadas por las empresas de manera voluntaria para contribuir y mantener prácticas que se consideran  éticas particularmente. Algunas de estas prácticas incluyen medidas a favor del medio ambiente, organizaciones sociales, etc.  La inclusión de  con prácticas de desarrollo sustentable y responsabilidad social dentro del código de ética empresarial ayuda a establecer mejores relaciones con la comunidad y el entorno.

Importancia de la ética empresarial

La ética empresarial es importante por diversas razones. En primer lugar, mantiene a la empresa funcionando dentro de los límites de la ley, lo que garantiza que no se cometan delitos contra sus empleados, clientes en general u otras partes. 

Los códigos de ética en tu negocio también pueden generar confianza entre tu empresa y los usuarios. Si los clientes sienten que pueden confiar en tu empresa, es más probable que te elijan sobre tus competidores. 

Por otro lado, algunas empresas optan por utilizar ciertos aspectos de la ética empresarial como estrategia de marketing; como por ejemplo, la responsabilidad social. Aprovechar la ética empresarial de manera inteligente puede resultar en un mayor valor de tu marca.

Seguir un código de ética empresarial también es beneficioso para los empleados y las operaciones de la empresa, pues ayuda a los colaboradores o miembros de la organización a tomar decisiones que están alineados con los valores de la empresa. En ausencia de una regla clara o supervisión directa, un código de ética puede mejorar la toma de decisiones y facilitar la ejecución de actividades.

5 consejos para elaborar un código de ética empresarial 

Ahora que ya conoces las ventajas de adoptar un código de ética empresarial, vamos a ayudarte a elaborarlo. El documento puede variar de acuerdo con la  cultura organizacional de cada empresa. Estos consejos te orientarán en el camino de construcción de tu código de ética empresarial.

1. Crea una comité de ética

Crea un equipo de liderazgo para redactar el código de ética empresarial, el grupo debe estar conformado por una muestra representativa de empleados de varios departamentos. Deben ser personas capaces y sobre todo, comprometidas con los valores de la empresa. Dependiendo del tamaño y procesos de tu negocio, vale la pena considerar la participación de un profesional de consultoría.

Según el Instituto de Ética Empresarial, una buena práctica para hacer efectivo un código de ética es designar a un miembro del equipo como responsable de la implementación del código de ética empresarial.

2. Analiza el contenido que será incluido

Revisa otros documentos relacionados con tu negocio, como la declaración de misión de la empresa y las políticas específicas que reciben los nuevos empleados como orientación. 

Asimismo, puedes consultar códigos de conducta de otras empresas de tu segmento o competidores. Sin embargo, debes usarlos sólo como referencia, pues cada empresa tiene sus propios valores éticos. 

Primero organiza todo el material recopilado, separa y clasifica la información similar, reúne al comité para consultar la información que es relevante para tu empresa.

3. Discute el contenido con tu equipo

Después de la  búsqueda de información y referencias, debes determinar qué formará parte del código. Después de todo, no todo lo que se aplica a una empresa es relevante para otra. Lo ideal es que el equipo discuta todos los puntos, especialmente los más polémicos.

Muchas empresas cometen el error de dejar a los colaboradores al margen de la creación del código; sin embargo, ellos se enfrentan con frecuencia a dilemas éticos, principalmente el equipo de servicio al cliente o aquellos que tienen contacto directo con clientes o proveedores. Pide a los colaboradores ejemplos específicos de situaciones que los hagan sentir incómodos e incorpora esas ideas en el código de ética.

4. Estructura y publica el código

El contenido que hayas definido formará parte del código de ética empresarial. Antes de publicarlo, comprueba el contenido del código para garantizar la coherencia y mejorar algún punto si es necesario. La capacitación presencial y un plan de comunicación deben acompañar su implementación. Después de todo, de nada sirve crear un código de ética empresarial, si no es difundido y aceptado por toda la empresa. Haz una divulgación interna y asegúrate de que todos los empleados lo conozcan; empleados, miembros de la junta directiva, clientes, socios, proveedores y el público en general. Recuerda que este documento refleja la imagen pública de tu negocio. 

5. Divulga y actualiza el código

No te limites a difundir el documento, también demuestra la importancia práctica que tiene para todos. Además, algunos puntos deben reforzarse periódicamente en las capacitaciones, haciendo hincapié en la necesidad de respetar estas normas.
Recuerda que los códigos deben revisarse y actualizarse continuamente para tener en cuenta las nuevas tecnologías y los valores sociales que surgen.

Ten un negocio transparente y ético 

Como te explicamos, un código de conducta ética no debe verse sólo como un ideal a seguir. Es necesario ponerlo en práctica y respetarlo constantemente, como un excelente mecanismo para ayudar en el cumplimiento de las leyes y mantener la integridad y seguridad de toda la organización.

Zendesk es una compañía que desarrolla softwares de soporte, ventas e interacción con el usuario, diseñados para fomentar una mejor relación tanto con el cliente externo, como con tu público interno. Además de ello, ofrece herramientas personalizadas acordes con tus valores éticos empresariales.

Zendesk puede ayudarte a mantener el contacto con tus clientes de manera eficiente y transparente. Una vez que definas los valores y principios que te definen, dedícate solo a vender más y mejor. Con Support se puede personalizar el servicio de atención al cliente y configurar cualquier flujo de trabajo.

¡Solicita hoy una demostración