5 inspiradores ejemplos de emprendimiento empresarial

Por Douglas da Silva, Web Content & SEO Associate, LATAM

Última actualización en 13 diciembre 2022

En un mundo donde el mercado laboral cambia constantemente, el empleo se ve cada vez más como un modelo demasiado rígido que impediría que los empleados expresen todo su potencial. Es en este contexto que el emprendimiento aparece como el camino hacia la emancipación, un trayecto que, por otro lado, no es fácil.

Pero, ¿qué hace especiales a los emprendedores? Tienen aptitudes que los convierten en líderes, que hacen buscar una solución a los problemas, sin embargo, todo lo que los mueve es el deseo de superación.

Si quieres crear tu propio e-commerce, tu propio restaurante, tu empresa de marketing, de desarrollo web u otro sector innovador, o simplemente darle un ‘plus’ original a tu empresa, firma o proyecto, te mostraremos en este artículo algunos ejemplos de emprendimiento empresarial de líderes que fueron capaces de pavimentar el camino hacia el éxito de su empresa.

¿Qué es el espíritu empresarial?

Antes de pasear por algunos ejemplos de emprendimiento empresarial, es importante conocer el término de “espíritu empresarial”, y de esta forma inspirarte a llegar a ser el emprendedor que tanto quieres o te gustaría convertirte.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), define el espíritu empresarial con la expresión “emprendimiento” y significa la capacidad de innovar, asumir riesgos y buscar nuevos caminos de desarrollo.

Es visto como el mejor motor para el crecimiento económico y considerado por muchos como el camino más seguro hacia el desarrollo como fuente de innovación, crecimiento, asignación eficiente de recursos y creación de empleo.

Emprender también significa comprometerse, tanto con los socios, asegurando que el proyecto actual es una buena idea, como con los empleados; convenciéndolos de que la sostenibilidad de la empresa les dará estabilidad en sus puestos y les dará una carrera. 

Más allá de todo esto, el emprendimiento se define como la capacidad de crear valor agregado a partir de recursos limitados, explotarlos para poder responder a una demanda expresada por los consumidores.

Así que si decides seguir la ruta empresarial, estás dentro de un club mundial muy importante. Un estudio del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), en el que se encuestó a 65 economías diferentes, reveló que el espíritu empresarial sigue vivo y bien posicionado puesto que a nivel global, hay alrededor de 582 millones de empresarios que residen en todo el mundo. ¿Quieres pertenecer a este círculo?

Te puede interesar: 5 libros sobre negocios para innovar en 2021.

¿Quién puede emprender?

La idea de convertirse en emprendedor a menudo suena como un sueño, un objetivo final para algunos. Qué idea tan atractiva en verdad vivir de una actividad que uno mismo ha creado. Hay personas que se dejan convencer cada año y prueban la aventura pensando que han encontrado el concepto adecuado para crear sus nuevas empresas. 

Pero el espíritu empresarial es una condición adquirida por derecho propio que requiere cualidades y habilidades profesionales bien definidas, como: 

  • iniciativa;
  • creatividad;
  • innovación;
  • rigor;
  • autonomía;
  • confianza;
  • visión de futuro;
  • responsabilidad. 

Un emprendedor empresarial es capaz de traducir ideas en acción desencadenando un proceso de realización de un negocio, una startup o cualquier tipo de actividad económica mediante la incautación de oportunidades de mercado.

El emprendedor, según la OCDE, es ante todo un ser humano, por lo que no existe un procedimiento estándar a seguir para ser o llegar a serlo pero es recomendable tener una serie de conocimientos que garanticen la correcta ejecución de las operaciones que se requiera realizar.

¡Buenas noticias! De acuerdo con las Preguntas frecuentes de 2018 de la Oficina de Defensa de la Administración de Pequeñas Empresas (SBA), aproximadamente el 80 % de las pequeñas empresas sobreviven el primer año. Puede que esta cifra sea sorprendentemente alta para ti, especialmente por la creencia común de que la mayoría de las empresas fracasan en el primer año. Pero no, todo puede cambiar al aplicar las habilidades de liderazgo que mencionamos anteriormente.

Quizás te interese leer: Cuál es el tipo de liderazgo empresarial para su equipo y cómo mejorar sus habilidades de gestión.

Ejemplos de emprendimiento empresarial inspiradores

En virtud del lema “al otro lado del Continente” de “hombres/mujeres hechos a sí mismos“, muchos empresarios han tenido éxito sin tener los medios económicos básicos. Partiendo de la nada, estos se impusieron y, a veces, incluso alcanzaron el éxito mundial.

A continuación, te mostramos varios ejemplos de emprendimiento empresarial que evidencian un éxito extraordinario para que te inspires en ellos:

Steve Jobs

Un emprendedor visionario y significativo, Steve Jobs, estuvo detrás de uno de los mayores éxitos de todos los tiempos. El difunto co-fundador de la mundialmente famosa marca Apple, comenzó desde cero hasta alcanzar el éxito y reconocimiento global. 

Nada predestinaba a una de las fortunas más importantes del mundo a convertirse en el CEO de Apple, capitalizada actualmente en bolsa por la astronómica cantidad de más de 3 billones de dólares, según el Banco Mundial

Como emprendedor, Jobs fue jugando con los aparatos electrónicos en su garaje hasta que comenzó a revolucionar el mercado de la informática de consumo. Vendió su vehículo personal en sus inicios para financiar la empresa nacida el 1 de abril de 1976.

Sam Walton

Formidable emprendedor en el origen de la cadena de centros comerciales Wal-Mart, Sam Walton estuvo al frente entre 1985 y 1988 de la mayor fortuna de Estados Unidos. Este empresario, ejemplo de emprendimiento comercial que te presentamos, fue con la módica suma de $25.000 que luego le prestó su suegro que abrió su primera tienda, negocio que daría nacimiento unas décadas después a la cadena de centros comerciales más grande del mundo. 

Wal-Mart representa actualmente una facturación de más de 500 mil millones de dólares con más de 11.000 supermercados y tiendas presentes en 27 países y sigue siendo la compañía de supermercados e hipermercados líder indiscutible del sector.

Juan Pablo De Joria

Desempleado convertido en multimillonario con una fortuna personal estimada en 3 mil millones de dólares, John Paul DeJoria es un milagro. A la par de conserje, repartidor de diarios desde los 9 años, chofer y otras profesiones para mantenerse, más tarde fundó una de las multinacionales de cosmética más grandes del mundo: John Paul Mitchell Systems. 

El empresario, un claro ejemplo de emprendimiento empresarial, fue con un préstamo de $700 que creó la marca al asociarse con un peluquero, que luego se convertiría en una importante compañía de productos para el cabello.

Kevin Plank

Fundador de la marca Under Armour, especializada en ropa y vestuario, Kevin Plank, otro ejemplo de emprendimiento comercial, también está al frente de un patrimonio personal de casi 4 mil millones de dólares. Sin embargo, este ex deportista tuvo un mal comienzo en su carrera empresarial con una deuda de $40,000 para poder crear su negocio y solo $20,000 en su bolsillo. El CEO de la marca ahora está orgulloso de su éxito, y la marca patrocina a grandes nombres del deporte mundial como Andy Murray.

Henry Ford

Legendario creador de un revolucionario sistema de distribución de tareas y trabajo en cadena de montaje, Henry Ford es el legendario fundador de Ford. Al mismo tiempo inventor, industrial y empresario, supo llevar la marca a lo más alto de la industria automotriz. 

Proveniente de una familia pobre de origen irlandés, Henry Ford dejó la escuela muy temprano y se apasionó por la mecánica. Un verdadero ícono hoy, y ejemplo de emprendimiento empresarial, este último está así en el origen de uno de los mayores éxitos en la historia del espíritu empresarial gracias a la empresa Ford que representa más de 160,000 puestos de trabajo y su valor en el mercado supera los 100,000 millones de dólares.

¿Cuáles son las mejores estrategias de emprendimiento empresarial?

Tener definida una identidad corporativa y conocer tu segmento de clientes son requisitos indispensables en el desarrollo de cualquier estrategia de emprendimiento empresarial. Estos cimientos le permitirán construir una estrategia de desarrollo que se adapte perfectamente a su negocio. La construcción se realiza en tres etapas:

  • definición de metas;
  • identificación de acciones y medios;
  • implementación de indicadores de medición.

Fijar metas

Dentro de la industria del emprendimiento empresarial encontramos tres formas de aumentar tu negocio:

  • aumentar el número de clientes;
  • aumentar el valor medio de la venta por cliente;
  • aumentar la cantidad de veces que el cliente regresa..

Sin embargo, estos tres sesgos de crecimiento pueden desglosarse en múltiples objetivos:

  • cuantitativa (aumento de la facturación, cuota de mercado, etc.);
  • cualitativo (desarrollar un nuevo producto o un nuevo servicio, dirigirse a un nuevo segmento de clientes, etc.).

Por lo tanto, depende de ti definir sus objetivos de acuerdo con tu identidad corporativa, su situación actual y lo que quiere apuntar. Pueden surgir varios objetivos y aquí es donde debes priorizar. En ese sentido, ¡no olvides establecer plazos para cada uno de sus objetivos!

Identificar acciones y medios

Cada objetivo, dentro de la estrategia como ejemplo de emprendimiento empresarial, debe dividirse en acciones, o incluso en subacciones si es necesario. Esta es la técnica de los “pequeños pasos”. Es muy efectivo para lograr su objetivo, porque siempre estás en la acción.

Para cada acción, debes asignar medios. Estos medios pueden ser humanos (como muchas personas encargadas de tal acción). También puede ser comunicación para la empresa, etc. Por ejemplo, si deseas llegar al número de X clientes desde el mes de lanzamiento de tu actividad, puedes decidir proponer una oferta promocional para un producto (practicando una reducción de precio única) y proceder con una publicidad campaña (desde volantes hasta anuncios de Google).

Configurar indicadores de medición

En cada etapa, es necesario medir las acciones comerciales y analizar los resultados obtenidos. Para ello, debe configurar indicadores desde el principio. Estos pueden ser de diferentes tipos. Por supuesto, debe comparar el costo financiero de la acción con su apreciación. 

Este valor añadido puede ser puramente monetario, pero también puede ser cualitativo. Una acción puede, por ejemplo, haber mejorado tu reputación y tu imagen de marca con tus clientes y prospectos. También es posible que hayas aumentado tu base de clientes o que hayas llegado a un nuevo segmento de clientes

Hay probabilidades de que también hayas mejorado el entorno laboral de tus empleados, lo que ha llevado a una mayor productividad. etc. 

Debes por tanto establecer indicadores de desempeño en este sentido (estos son los famosos KPIs, en inglés, Key Performance Indicators). La evaluación de tus acciones mediante indicadores te permite definir su eficacia, si se pueden repetir o si se deben mejorar.

A partir de ahora, con estos ejemplos de emprendimiento empresarial que te mencionamos, tienes las claves para una estrategia de desarrollo de calidad y llevar al camino del éxito a tu empresa, firma o proyecto. 

Emprende tu camino de liderazgo con la ayuda de Zendesk 

Con Zendesk, las empresas de todos los tamaños y sectores pueden preparar a sus equipos para el éxito, facilitar que los clientes compren con ellas y mantener sus negocios sincronizados.

Zendesk para el servicio de atención al cliente, por ejemplo, es una solución integral de servicio de atención al cliente fácil de usar y con capacidad para crecer al ritmo de tu negocio.

Ponla en manos de tus colaboradores y consigue:

  • Aumentar la eficiencia de los agentes: Ahorra tiempo a los agentes con herramientas de colaboración que les permiten conectarse eficientemente con sus socios internos y externos. Ayúdalos a dar una respuesta más rápida con contestaciones preparadas y los detalles que se necesitan para cada problema.
  • Administrar y responder desde un único lugar: Facilita el seguimiento, la priorización y la respuesta a los clientes con un espacio de trabajo unificado de agentes. Con el contexto completo del cliente los agentes pueden proporcionar un soporte mejor y más personalizado.
  • Optimizar tu trabajo con el desvío y la inteligencia empresarial: Aprovecha la inteligencia empresarial y el desvío integrados para recopilar detalles esenciales e introducir menos datos. Además, podrás derivar los problemas al agente más preparado para resolverlos.

Ayuda a los agentes, administradores y equipos internos a hacer su labor de la mejor forma posible. Solicita hoy mismo una demostración gratuita de Zendesk para atención al cliente y descubre un universo de posibilidades para aquellos líderes preocupados por el desarrollo de sus equipos.

Solución de servicio de atención al cliente

Zendesk ofrece una solución integral de servicio de atención al cliente fácil de usar y con capacidad para crecer al ritmo de tu negocio.

Solución de servicio de atención al cliente

Zendesk ofrece una solución integral de servicio de atención al cliente fácil de usar y con capacidad para crecer al ritmo de tu negocio.

Pruébalo gratis